Cada vez queda menos para el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad de 2019 y todavía son muchos lo que no se han hecho con un número. La opción más extendida es comprar uno o varios décimos, aunque cada vez son más los que optan por las participaciones o papeletas.

Noticias relacionadas

Si bien aún estás a tiempo de hacerte con un número, hasta el día 21 de diciembre, hay que tener clara cuáles son las diferencias entre un décimo y una participación de la Lotería de Navidad. Aunque ambos pueden tener el mismo número, lo cierto es que la cuantía de lo que vale cada uno no es la misma ni tampoco, por tanto, el premio.

El décimo es la forma tradicional de participar en el sorteo. Cuesta 20 euros y puede decirse que es un número entero emitido por Loterías y Apuestas del Estado. Es decir, si nos toca El Gordo podemos llevarnos 400.000 euros solo por tener un décimo, que es la décima parte de un billete (compuesto por 10 décimos con el mismo número y que pertenecen a la misma serie). 

En el caso de la participación, que también se llama papeleta, hay que tener en cuenta que no son emitidos por Loterías y Apuestas del Estado sino por particulares (desde centros educativos, a asociaciones, tiendas...). Son fracciones o partes de un décimo de Lotería, por lo que su precio es inferior y, por tanto, también el premio. Hay que tener en cuenta que en muchas de esas participaciones el precio que pagas no es el que juegas, ya que en algunos casos viene incluido un donativo con el que se financia, por ejemplo, viajes de estudios u otras actividades promovidas por el vendedor. Por eso, cuando se adquiere una participación hay que fijarse bien. 

Por ejemplo, en una participación que cuesta tres euros, en la misma debe aparecer qué parte es de Lotería (2,5 euros) y cuál es un donativo (0,5 euros). Al sumar ambas cantidades debe dar el precio que hemos pagado por esa papeleta. Por tanto, si toca un premio del número de dicha papeleta, nos llevaremos la parte proporcional de esos dos euros y medio y no los tres. 

Cuánto te llevas por cada premio sin impuestos

Por cada décimo de el Gordo de Navidad, premiado con 400.000 euros, los primeros 20.000 están libres de impuestos. A los 380.000 euros restantes Hacienda le aplica una base imponible del 20%, por lo que por cada décimo del primer premio se cobrará 324.000 euros.

Segundo premio: 125.000 euros por décimo. El agraciado cobrará 104.000 euros.

Tercer premio: 50.000 euros por cada décimo. Tras pagar impuestos, 44.000 euros.

Cuarto premio: dos premios de 20.000 euros. Exento de pagar impuestos por llegar al límite. 

Quinto premio: ocho premios de 6.000 euros por décimo. El agraciado cobrará esa misma cantidad. 

Pedrea: 1.794 premios de 1.000 euros. Exento de impuestos.