No hay noticia o evento informativo que esté exento de bulos o mitos. Y la Lotería de Navidad no iba a ser menos. Conforme se acerca la fecha del sorteo, el 22 de diciembre, se escuchan con más frecuencia afirmaciones que muchos dan por verdaderas y que se repiten cada año.

Noticias relacionadas

Para prevenir caer en noticias falsas y extenderlas, recopilamos los mitos y bulos que más se extienden en estas fechas.

Si compras donde siempre toca tienes más posibilidades

Esas larguísimas colas a las puertas de Doña Manolita las tenemos todos en la retina. Y es que son muchos lo que compran la Lotería de Navidad en administraciones famosas con la falsa idea de que como cada año muchos premios, incluido El Gordo, caen allí pues hay más posibilidades de que toque. Pero no, todos los números tienen las mismas posibilidades de salir, independientemente de dónde se compren. 

Si un número sale una vez ya no sale más

Eso no es cierto. De hecho, hay dos números que han sido premiados con El Gordo en dos ocasiones. Se trata del 15.640 y el 20.297. El primero en 1956 y 1978 y el segundo el 22 de diciembre de 1903 y 2006. Además, y como hemos explicado unas líneas más arriba, todos los números que entran en el bombo tienen las mismas posibilidades de ser agraciado con el primer premio de la Lotería de Navidad. 

00000, el número del Rey

Desde hace años se ha extendido la idea de que el número 00000 de la Lotería de Navidad está reservado al Rey y al resto de miembros de la Casa Real. Sin embargo, Loterías y Apuestas del Estado ha desmentido no solo esto si no la idea de que se los regalen. 

La Bruja de Oro es independentista

Es la administración que más Lotería vende de España y desde el referéndum de independencia del 1 de octubre del 2017 se ha dicho que sus dueños son independentistas. De hecho, ese año se hicieron varias campañas en redes animando a no comprar Lotería de Navidad porque su dueño no solo era independentista, sino que no celebraba el 12 de octubre. 

Ese mismo año y antes del Sorteo, su dueño, Xavier Gabriel, anunció que trasladaba la sede social de La Bruja de Oro a Navarra y la sede fiscal a Madrid. "Lo hago porque quiero mucho a Cataluña pero soy español. No soy independentista", dijo.