La administración de lotería de Toro (Zamora) ha llevado a través de un bar de la localidad vecina de San Román de la Hornija (Valladolid) 2,4 millones de euros en premios del número 7.568, agraciado hoy con uno de los quintos premios del sorteo de Navidad de la Lotería Nacional.

San Román de la Hornija tiene alrededor de 300 habitantes, y el bar afortunado de vender los décimos -más de 400- ha repartido una media de más de 7.000 euros por vecino. La administración toresana reservó cuatrocientos décimos de ese número para el bar Hornija del municipio vecino vallisoletano, según han explicado a Efe la encargada de la administración, Laura Vergel, y la propietaria del bar, Alicia Álamo.

En la propia administración de lotería toresana únicamente sacaron a la venta en ventanilla algunos décimos en los últimos días de lo que le había sobrado al bar de San Román de la Hornija, según ha precisado Laura Vergel.

Se trata de la primera vez que la administración de lotería número uno de Toro, ubicada en la Plaza Mayor, reparte un premio de la lotería de Navidad.

Alicia Álamo, que tiene el bar desde hace cuatro años, reside en Toro, por lo que también ha vendido el décimo a algunos amigos de la localidad zamorana y ella misma se ha quedado con "tres o cuatro décimos".

Aún así, no tiene intención de dejar de trabajar porque el premio, 6.000 euros al décimo, tampoco es tan importante.

La noticia de ese quinto premio ha corrido de boca en boca de forma rápida en San Román de la Hornija y media hora después algunos de los agraciados ya lo celebraban.

"Yo llevaba un décimo por lo que me han tocado 6.000 euros, un pellizquín", ha declarado a Efe la panadera Elena Díaz, quien ha indicado que no podía ir a celebrarlo al bar porque en esos momentos estaba sola en el despacho de pan.