Que el 'Gordo' de la Lotería de Navidad caiga por primera vez en tu pueblo y no tengas el décimo premiado es duro. Pero más frustrante es que seas el agraciado y no puedas acudir al banco a cobrarlo por vergüenza y temor al qué dirán, por haberlo comprado en un prostíbulo. Es lo que ocurrió en 2013 en la localidad toledana de Quintanar de la Orden, cuando el número 62.246 dejó, entre algunos de sus vecinos, cuatro millones de euros. Un premio 'envenenado'.

A la altura del kilómetro 130 de la N-301 -carretera que une Quintanar de la Orden con Mota del Cuervo (Cuenca)- y junto a una gasolinera abandonada hace más de una década, se encuentra el Hostal La Viña, un club de alterne tosco, pintado de amarillo y cuyo torreón, en la noche, apenas se distingue por las tenues luces de neón de tono violeta.

Regentado por Cristal, una mujer transexual natural de Ecuador, rubia y de baja estatura, este prostíbulo llega a pasar desapercibido si no eres cliente habitual o pueblerino de la zona. No obstante, esta -quizá bendita- 'privacidad' se vio alterada a finales de 2013 cuando se extendió el rumor de que algunos de los quintanareños afortunados por el Sorteo Extraordinario de Navidad había adquirido el décimo allí.

La noticia no se limitó a la comarca, llegó a los medios de comunicación de carácter nacional. "Toca el Gordo en un club de alterne, pero los agraciados prefieren llevarlo con discreción", decía La Sexta en los días posteriores. TVE no se quedó atrás, una reportera de su matinal, La Mañana, acudió al club de alterne para confirmar el escándalo en directo.

Esta seguridad en lo sucedido recaló entre la población quintanareña -más de 12.000 habitantes-, cuyos vecinos empezaron a extender rumores de los posibles 'agraciados' y a generalizar la comidilla. Uno de ellos fue contactado por el director de cine Nacho García Velilla, que se interesó por lo sucedido.

Se le confirmó con total certeza que algunos vecinos habían comprado los décimos en una de sus "frecuentes" visitas, algo que desembocó en la producción de una de las películas más taquilleras en 2016 y recaudadora de más de 10 millones de euros: Villaviciosa del al ladolargometraje interpretado por actores como Carmen Machi, Jon Plazaola, Leo Harlem o Belén Cuesta.

Uno de los agraciados muestra el décimo premiado con el Gordo en Quintanar de la Orden EFE

Lo cierto es que todos los décimos los vendió la administración número 2 de Quintanar de la Orden, a la que muchos de los ganadores fueron a festejar la suerte ese 22 de diciembre de 2013. Así lo confirmo el propio lotero e incluso el entonces alcalde, Carlos Madero, pero ya era tarde. La película ya se estaba grabando. 

Es más, la mayoría de los agraciados no se escondieron: una peña de amigos que jugaban al fútbol; una pandilla llamada Magro con Tomate -28.000 euros cada uno-, o Pedro Gallego, comerciante. Otros de los premiados fueron trabajadores de diferentes empresas del pueblo.

Cada año son diversos los bulos que se extienden sobre la lotería, más si se trata de poblaciones pequeñas. Éste quedará en la historia de Quintanar de la Orden y del Sorteo de Navidad como una anécdota graciosa que recordar.