Una de las tradiciones que caracterizan al Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad es la compra de un décimo que aluda a alguna fecha relevante. Somos supersticiosos, y mientras unos participantes juegan el día de su nacimiento, el de sus hijos o su aniversario de bodas; otros optan por acontecimientos políticos o deportivos de gran relevancia.

Ocurrió el año pasado, cuando Cataluña copaba la agenda informativa. El número 00155, en alusión al artículo 155 de la Constitución, acabó agotándose en administraciones tan relevantes como Doña Manolita, en Madrid, o La Bruixa d'Or, en Sort (Lleida). Y es que era la primera vez que un Gobierno, con Mariano Rajoy como presidente, hacía uso de este apartado de la Carta Magna para suspender la autonomía de Cataluña tras el referéndum ilegal del 1 de octubre y la Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

También sucedió con el número 20117, fecha en la que Donald Trump tomo posesión como presidente de Estados Unidos, y con los números 17817 y 18817, días en las que se producieron los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils.

Los números que triunfan este año siguen la misma línea. Desde que se inauguró la campaña de Lotería de Navidad este verano, acontecimientos políticos como la moción de censura al Ejecutivo de Mariano Rajoy y el nombramiento de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno han sido los números más cotizados (31518 y 01618).

Asimismo, tiene notable presencia el deporte, y más teniendo en cuenta que este año se ha celebrado un Mundial de Fútbol en Rusia. El número 15718, día en que la Selección Francesa se proclamó campeona de la competición, es otro de los que más demanda arrastran. Le siguen, por supuesto, la victoria del Real Madrid frente al Liverpool en Kiev (26518), que dio a los blancos su decimotercera Chamipions League, y el día en que el FC. Barcelona levantó el trofeo de Liga, el 29 de abril de 2018.

Otras fechas destacadas que están teniendo su público son el enlace matrimonial entre el príncipe Harry y Meghan Markle (19518), la muerte de la soprano Montserrat Caballé (61018) o la explosión pirotécnica sucedida en la localidad de Tui (Pontevedra) el 23 de mayo de 2018. A día de hoy, es imposible comprar el 23518 en las diez administraciones que lo vendían en toda la Península.