Pagar la hipoteca, comprar un coche nuevo, ir de viaje al Caribe, dejar de trabajar... Son muchas las ocasiones en las que has imaginado en qué invertirás el dinero si te toca el primer premio de la Lotería de Navidad. Queda una semana para el Sorteo Extraordinario del 22 de diciembre y quizá seas el afortunado. Estas son algunas indicaciones a tener en cuenta:

Evita las decisiones precipitadas

En este tipo de situaciones, lo mejor es mantener la cabeza fría para poder asimilar la noticia. Tómate tu tiempo para saber que harás con el premio. Principalmente porque muchos de los agraciados han perdido todo por ser impulsivos. Lo ideal es aparentar normalidad, ir al trabajo y aprovechar un par de días para reflexionar en que invertirás el dinero. 

Sé reservado

Uno de los errores que más se cometen cuando se gana la Lotería de Navidad es ir a celebrarlo en la administración o el establecimiento donde se compró el décimo. No es buena idea revelar a todo el mundo que has sido uno de los premiados, sobre todo si resides en una población pequeña. Saldrás en los medios de comunicación y querrás evitar que empiecen a contactarte interesados. Cuéntalo únicamente a tu entorno más intimo, pero sin revelar la cantidad ganada.

Otra opción, para evitar que tu identidad sea revelada, es delegar el cobro de la cantidad a un banco ubicado en otra población distinta a la de residencia.

Distribuye el dinero en varias cuentas bancarias

Nunca sabemos cuando puede quebrar una entidad bancaria. Por ello, repartir el premio en distintas sucursales puede ahorrarnos un disgusto. Actualmente, un décimo de Lotería de Navidad (sin impuestos) es de 400.000 euros y el fondo de garantía de depósitos garantiza cubrir la pérdida de hasta 100.000 de euros. 

Imponte unos límites

No estás acostumbrado a tener tantos ceros en el banco. Antes de nada, ten en cuenta tus necesidades primarias. Puede que sea difícil al principio por la euforia, pero es lo más aconsejable. Apunta todos los gastos mensuales para verificar si el uso que estas haciendo del dinero es el adecuado o provocará que en un par de años acabes en banca rota. Para evitarlo, ponte límites de dinero mensuales. 

Aun siguiendo estas recomendaciones, es posible que por cualquier imprevisto tengas un gasto considerable. Es bueno contar con un fondo de emergencia por si las moscas.

Cuida el décimo

Es lo más importante. Hasta que decidas cobrar el premio, protege el décimo en un lugar seguro y no lo dejes a la vista de nadie. Te ahorrarás contratiempos.