Hasta ahora, el Gobierno reconoce la Covid-19 como enfermedad profesional solo en el caso del personal sanitario. Un reconocimiento que el Ejecutivo de Pedro Sánchez descarta ampliar a otras actividades profesionales. La razón que esgrimen es el riesgo de infección en otros entornos, "particularmente en el familiar".

Noticias relacionadas

Así lo explican en una respuesta dirigida al grupo parlamentario del Partido Popular: "No es procedente extender a la protección prevista para la enfermedad profesional a todas las actividades que puedan tener un cierto riesgo de contagio, ya que el contagio puede producirse en cualquier medio, particularmente en el entorno familiar".

En la respuesta parlamentaria, el Gobierno también descarta extender esta protección al personal de limpieza o cuidadores de personas mayores. Sin embargo, recientemente se aprobó reconocer la Covid como enfermedad profesional también para los celadores "debido a que sus funciones son auxiliares y necesarias para la asistencia propiamente sanitaria y por el contacto estrecho que deben mantener con los pacientes".

Solo durante la pandemia

De esta manera, la Covid solo se reconocerá como enfermedad profesional al personal sanitario y sociosanitario. Y no siempre, ya que solo se tendrán en cuenta los contagios que se produzcan entre la declaración de la pandemia a nivel internacional y el cese de las medidas para combatirla.

Esta medida se recoge en el Real Decreto-ley 3/2021, publicado el pasado 3 de febrero en el Boletín Oficial del Estado. Hasta entonces, la infección de Covid-19 en los profesionales sanitarios se había considerado accidente laboral.

Los sindicatos habían solicitado la consideración de enfermedad laboral, pero sin restricciones temporales. Por ello, la publicación de esta normativa no contentó del todo a las organizaciones sindicales, ya que no se ajustaba a sus demandas, que pasan por incorporar a la Covid-19 en el catálogo de enfermedades profesionales del RD 1299/2006 para el personal sanitario.

Desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) calificaron como "jarro de agua fría" que el Ejecutivo limitase la consideración de enfermedad profesional solo a la duración de la pandemia.

El sindicato explicó que "el SARS-CoV-2 puede mantenerse como una enfermedad prevalente en el futuro, manifestándose también una vez superada la fase pandémica". De ahí que sus peticiones vayan más allá: incluir la Covid-19 en el catálogo de enfermedades profesionales para el personal sanitario.