Imagen del Dacia Sandero.

Imagen del Dacia Sandero. Dacia

Movilidad

Adiós a los grandes coches, el coronavirus deja paso al Sandero y al Clio

Los modelos SUV medianos y grandes pierden muchas posiciones en la lista de los más vendidos en nuestro país entre marzo y mayo.

3 junio, 2020 02:17

Noticias relacionadas

Los duros datos de matriculaciones en los últimos meses por el castigo del coronavirus han sacado también a la luz una tendencia del mercado español: los SUV están dando paso a los utilitarios y coches más pequeños.

Hubo años en los que los monovolúmenes y SUV inundaban las calles de nuestras localidades. Los grandes coches, con grandes maleteros, longitudes en torno a los cinco metros y más altos que la media copaban las ventas en los concesionarios.

De estos, solo sobrevive el Nissan Qashqai, al que se han unido el Seat Ateca y el Peugeot 3008. Los tres están entre los más vendidos en lo que llevamos de año, pero en los últimos meses han desaparecido de esta clasificación. Únicamente el 3008 y su hermano pequeño, el 2008, aparecen en los últimos puestos en mayo.

Es más, el Nissan Qashqai, uno de los buques insignia de la marca nipona en España, no está entre los diez modelos más vendidos ni en abril ni en mayo. En enero, febrero y marzo ocupó el podio. Desde la firma no dan otra explicación que el Covid-19.

Los grandes vehículos han dejado paso a utilitarios urbanos y pequeños SUV. Entre los primeros, los míticos Renault Clio, Opel Corsa, Dacia Sandero, Seat Ibiza, Peugeot 208… incluso el Toyota Aygo. Entre los segundos, los Seat Arona, Peugeot 2008, Opel Corssland X o Citroën C3 Aircross. 

Urbanos frente al Covid

Los utilitarios y compactos representaron el 39% de los coches vendidos en España durante mayo. Si sumamos los SUV pequeños, el porcentaje asciende al 55,1% del total, es decir, más de la mitad de los vehículos matriculados el mes pasado. Además, otro 25% corresponde a los SUV medianos.

Estos modelos son mucho más urbanos, ágiles para conducir y aparcar en las grandes ciudades y con un consumo menor al tener menos caballos y kilos que mover. El rechazo inicial al uso del transporte público por miedo al contagio en favor del transporte privado puede que haya provocado un repunte de estos pequeños utilitarios para ir a trabajar y hacer los viajes estrictamente necesarios.

Desde Faconauto, su director de comunicación, Raúl Morales, sostiene que “puede ser una cuestión coyuntural, pero es evidente que cuando hay una crisis la gente se va a los coches pequeños”. “El tema está en ver si se convierte en una tendencia o se queda en algo puntual en mayo”, indica.

El responsable de relaciones institucionales de Coches.net, Marcel Blanes, destaca que “en estas últimas semanas lo que más interés está generando son los temas medioambientales y esto se refleja en el aumento de búsquedas de este tipo de vehículos”.

De la misma manera, Marcel Blanes estima que “el ligero descenso en la venta de vehículos SUV, observado muy ligeramente también en la demanda, podría ser una reacción del mercado del últimos mes, que ha sufrido una caída espectacular: se han materializado ventas ya iniciadas anteriormente y se han realizado ventas 'más urgentes', recayendo éstas sobre los utilitarios en mayor medida”.