Tramo de la M-30 durante la desescalada por el Covid-19.

Tramo de la M-30 durante la desescalada por el Covid-19. Joaquin Corchero / Europa Press

Movilidad

Consejos para los conductores que vuelven a coger el coche el próximo 11 de mayo

El lunes comienza la fase 1 en casi toda España y eso significa que se podrá utilizar el vehículo privado dentro de la provincia después de casi dos meses.

10 mayo, 2020 03:37

Noticias relacionadas

El 11 de mayo está marcado a fuego en el calendario de muchos españoles, pues entra en la mayoría de las provincias la fase 1 y, con ella, la posibilidad de visitar a familiares y amigos (con un límite de diez personas) dentro de la provincia. Para muchos vehículos será la vuelta al funcionamiento y conviene tener en cuenta una serie de aspectos y así evitar sorpresas desagradables.

Antes de arrancar, recuerde la normativa en cuanto a los ocupantes en la fase 1. No hay limitación de personas hasta un máximo de nueve plazas y no será obligatoria la mascarilla si todas las personas que van en el vehículo viven en la misma vivienda. En caso de proceder de varias viviendas, mascarilla obligatoria y solo dos individuos por fila.

Por otro lado, durante este largo periodo de confinamiento, si no ha cogido el coche para trabajar o alguna urgencia, en Invertia ya publicamos una serie de recomendaciones para mantenerlo en perfecto estado.

La vuelta al volante

Skoda ofrece a continuación seis consejos esenciales a tener en cuenta cuando los conductores vuelvan a ponerse al volante. Las primeras medidas pasan por comprobar que la batería funciona, así como el estado de los neumáticos a través de su presión.

Si es de los que utiliza neumáticos de invierno, es mejor llamar al taller y cambiarlos por neumáticos de verano. Además, tras un largo período sin funcionar, es muy posible que los discos de frenos estén un poco oxidados, por lo que durante la primera salida hay que frenar con cuidado y de forma constante para eliminar la corrosión.

Antes de volver a la carretera, lo primero de todo es asegurarse de que se tiene una buena visibilidad. Según Robert Šťastný, miembro del equipo de Investigación en Seguridad Vial de Skoda, “grandes cantidades de polvo y polen se posan sobre los cristales del coche durante la primavera”. “Antes de salir, es imperativo limpiar el parabrisas y las ventanillas laterales”, indica.

Para ello, Skoda recomienda echar agua por encima del cristal y dejar que remoje durante un tiempo antes de limpiarlo con un limpiacristales. En este caso, usar el limpiaparabrisas no es recomendable: en función del tiempo que haya pasado, podría formarse una pasta áspera que podría arañar la superficie. Las tiras de caucho del limpiaparabrisas deberían limpiarse por separado.

Higiene a bordo

Incluso después de que se levanten las restricciones provocadas por el coronavirus, la limpieza exhaustiva es una de las cosas que no van a desaparecer. “Si queremos mantener en nuestro coche un ambiente lo más estéril posible, es recomendable guardar un par de guantes adecuados en el coche y solo utilizarlos para conducir”, recomienda la marca del grupo Volkswagen.

Además, hay que tener especial cuidado cuando manipulamos los asientos infantiles. Los niños pequeños tocan todo cuanto les rodea y no dejarán de ponerse las manos en la boca, por lo que es importante tener las manos o los guantes limpios. En estos casos, es aconsejable tener siempre una botella de gel desinfectante en el coche.

Prepararse para conducir

Algunas personas pueden sentirse un poco incómodas cuando tienen que volver a conducir tras un largo período de inactividad. En estos casos, es mejor no intentar nada complicado y limitarse a pequeños trayectos en carreteras menos concurridas para acostumbrarse de nuevo, apunta Skoda.

De la misma manera, hay que extremar la precaución. Los peatones se han acostumbrado a calles sin tráfico y aunque los colegios están cerrados, los niños pueden salir a la calle. Cuidado. Incluso la fauna ha perdido el miedo a las carreteras y podrían causar accidentes. “El único método de prevención es reducir la velocidad y prepararse mentalmente para esta posibilidad; y si te encuentras con uno, tienes que frenar en seco, idealmente sin giros bruscos”, advierte el experto de Skoda.

Por último, las carreteras con menos tráfico pueden ser una tentación para los amantes de la velocidad. “Uno de los aspectos negativos de la euforia de volver a la normalidad será que la gente conducirá a gran velocidad, debido a la influencia del deseo de recuperar el tiempo perdido, con el riesgo que ello implica”, subraya la psicóloga Adéla Doležalová. Prudencia y responsabilidad para disfrutar de conducir.