Empresas

Botín evita mencionar a los afectados del Popular pero reitera objetivo de no perder clientes

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha defendido hoy la compra del Banco Popular, y ha reiterado el objetivo de no perder un solo cliente tras haber sido capaces de estabilizar la evolución del negocio de esta entidad.

23 marzo, 2018 10:19

En la primera junta de accionistas del grupo tras la compra del Banco Popular por el precio simbólico de un euro, en la que se esperan varias preguntas sobre este hecho, Botín ha aprovechado su intervención para justificar la operación.

Banco Popular fue el primer caso de resolución bajo el mecanismo único europeo, ha recordado, para a renglón seguido añadir que la compra por parte del Santander permitió su vuelta a la normalidad tras la fuerte salida de depósitos.

Todo ello, sin afectar a la estabilidad del sistema financiero y sin ayudas públicas, ha subrayado.

Sin embargo, la transacción supuso que todos los accionistas del Popular perdieran su dinero y sólo a un grupo reducido, a su vez clientes del banco, el Santander les ha ofrecido un bono a modo de compensación, por lo que muchos reclaman en los tribunales.

Sin entrar en esta cuestión, Botín ha destacado que la compra ha sido una "excelente oportunidad" para fortalecer la franquicia en pymes, comercios y autónomos.

Además, se ha felicitado de que la adquisición del Popular permitió al Santander recuperar el liderazgo en España en todos los segmentos y convertirse en el primer banco privado en Portugal.

Y ha confirmado que esperan una rentabilidad sobre la inversión del 13-14 % en 2020 y un impacto positivo de al menos el 2 % en el beneficio por acción desde 2019.

Para llegar a esto fue necesario llevar a cabo una ampliación de capital de más de 7.000 millones que se inyectaron de forma inmediata en el Popular y llevar a cabo la mayor operación de reducción del riesgo inmobiliario en España.

"Seguimos trabajando en la integración que avanza según lo esperado", ha dicho, pero "quedan cosas por hacer".

Por su parte, el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha destacado que el banco está en buenas condiciones para seguir avanzando en la integración, que ya ha comenzado en los servicios centrales.

En la última parte del año, ha asegurado, el grupo estará preparado para abordar la integración operativa del Popular en los sistemas del Banco Santander, lo que debería ayudar a fortalecer la oferta de valor y aumentar la satisfacción de los clientes y su vinculación.

Durante 2018 también se centrarán en optimizar la estructura de la entidad analizando alternativas para las alianzas del Popular y los activos no estratégicos que continúan en su balance.