Estados Unidos está en recesión, dos trimestres con crecimientos del PIB negativos. Pero su mercado laboral genera puestos de trabajo: 528.000 en el mes de julio. Su paro descendió 0,1 dejando la tasa de desempleo en el 3,5%. Prácticamente pleno empleo. Por eso la Reserva Federal subirá más el tipo de interés para bajar la inflación. Su crecimiento negativo no se nota tanto en una población que sigue encontrando trabajo.

España no está en recesión. Pero no crece a la velocidad que debiera. Su PIB no alcanza niveles pre-pandemia aunque el crecimiento del segundo trimestre fue el mayor de los países de la zona euro (1,1%).

España destruyó puestos de trabajo en julio. Pocos, pero los destruyó. Su desempleo está en el 12,5% de la población activa (EPA del segundo trimestre). El más bajo desde hace tiempo, pero con gran diferencia respecto al de USA.

¿Cómo explicar este distinto comportamiento? Hay varios factores.

Uno: la legislación laboral. La de EEUU es flexible, con coste del despido bajo y tramitación sencilla. En España, al contrario, el coste de despido es considerable y su tramitación compleja. Los empleadores estadounidenses no temen contratar porque saben que su “pasivo” laboral es bajo. Los españoles, al contrario, se lo piensan antes de contratar; porque el despido es libre, pero caro y complejo.

Para el empleador americano el riesgo es reducido. Sabe que si se alarga la recesión podrá reducir su carga laboral sin problemas. También sabe que con esa flexibilidad las recesiones suelen durar poco. Enseguida remonta la economía.

La legislación laboral de Estados Unidos es flexible, con coste del despido bajo y tramitación sencilla

El empleador español espera la recesión para otoño, toma nota y retrae su contratación. Sobre todo después de que la nueva legislación haya aumentado su rigidez. Un fijo discontinuo no es igual que un eventual. Su coste de despido es mayor y hay que indemnizar si en un determinado tiempo no se llama a trabajar al empleado en situación de disponible. Entonces, el empleador español retrae la contratación porque espera recesión a finales de 2022 y principio de 2023. Pero hay expertos que la alargan hasta el verano del año próximo.

España y EEUU tienen SMI (Salario Mínimo Interprofesional). El americano en 2022 es de 13.314 euros año. El de España 1.000 euros al mes (14.000 euros año y se espera aumentar a 14.644 en septiembre) ¿Lógico? Por eso en puestos de trabajo de poco valor añadido es más fácil que el empleador USA contrate más que el español. Ahora con euro y dólar equiparados, EEUU gana competitividad respecto a España.

Esto por parte de los empleadores. Por parte de los trabajadores también hay diferencias. Los sistemas de prestación y subvención por paro son más altos y amplios en España que en EEUU. Por tanto, la propensión a emplearse es menor en España que en EEUU Cuando EEUU amplió la cobertura por desempleo en la pandemia se produjo “la gran dimisión”; muchos de sus trabajadores dejaron su empleo ¿El exceso de protección al desempleado perjudica la creación de empleo?

Por otra parte, las industrias de valor añadido, como las de nuevas tecnologías, no pueden cubrir fácilmente sus vacantes. Ni en EEUU, ni en España.

La generalización del inglés, el atractivo laboral de USA y la educación hace que las empresas tecnológicas norteamericanas tengan a su disposición más oferta, incluso global. Además, EEUU tiene una inmigración selectiva a través de sus Universidades. Los estudiantes extranjeros más brillantes en estudios de postgrado (máster, doctorados, especialidad y post doctoral, …) encuentran ofertas para quedarse a trabajar allí.

En España no hay una política inmigratoria selectiva y nuestras universidades y centros de FP no preparan suficientes profesionales.

Todos estos factores, junto con otros, hacen que mientras EEUU crea trabajo, España lo destruye porque espera entrar en recesión. Recesión que se acerca cada vez más porque el BCE no tendrá más remedio que subir los tipos de interés. El Banco de Inglaterra ya está en un tipo básico del 1,75 (y lo subirá más) y la Reserva Federal en 2,25 (en espera de aumentar). El 0,5 actual del BCE es ridículo.

España destruye puestos de trabajo. USA los crea ¿Podemos aprender algo?

*** J. R. Pin es profesor del IESE. 

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ SWG Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información