Las oportunidades que ofrece la transformación digital son una parte relevante para el futuro de la economía y la sociedad en Europa, ya que la digitalización puede crear 2,4 millones de nuevos empleos en los próximos cuatro años, al mismo tiempo que impulsa el crecimiento económico y acelera la denominada transformación verde.  

Noticias relacionadas

Así lo estima un nuevo estudio elaborado por la firma Boston Consulting Group (BCG) para ETNO, la asociación de operadores de redes de telecomunicaciones europeos, que advierte, sin embargo, de que para tener éxito en este proceso es imprescindible que el Viejo Continente haga una apuesta decidida por el despliegue de redes.

En concreto, el informe cifra en 300.000 millones de euros el valor de las inversiones que se deben llevar a cabo en materia de conectividad hasta 2025 para lograr capturar todos los beneficios que puede aportar la transformación digital.   

En concreto, detalla que será necesario invertir 150.000 millones de euros en el despliegue de redes en Europa que alcancen velocidades de al menos un Gigabit, así como otros 150.000 millones de euros para lograr una implantación masiva de la nueva tecnología móvil 5G

A este respecto, el informe advierte de que, aunque estas inversiones son "por el bien común", no todas ofrecerán un retorno financiero en las cuentas de las operadoras de telecomunicaciones, especialmente las que se deben desarrollar en zonas rurales, por lo que podrían ser recibidas con escepticismo por parte de los inversores. Un hecho que, según ETNO, no debe ser ignorado por los Gobiernos y las autoridades europeas.

Asimismo, añade que, para lograr explotar todo el potencial que ofrece un despliegue masivo de conectividad, también es necesario incrementar la inversión en el lado de la demanda. Así lo pone de relieve el hecho de que actualmente el 83% de las pymes europeas no utiliza sistemas avanzados en la nube o el que el 60% de los niños europeos de nueve años no están equipados digitalmente. 

En este sentido, el análisis de BCG estima que mejorar las infraestructuras digitales de todas las escuelas europeas exigirá 14.000 millones de euros de año, lo que equivale al 1,8% de los fondos Next Generation EU. Asimismo, para digitalizar todas las pymes son necesarios 26.000 millones de euros anuales, un 3,5% de los fondos europeos. 

Beneficios de la digitalización

Los beneficios que aporta la digitalización de la sociedad y de la economía son innegables. De hecho, el análisis elaborado por BCG estima que sólo la tecnología 5G puede generar un incremento anual del PIB de 113.000 millones de euros y crear 2,4 millones de nuevos empleos en Europa para 2025

"En un momento en el que la UE se esfuerza por reactivar la economía con el Plan de Recuperación, la construcción de redes gigabit y de servicios digitales innovadores puede ayudar a aumentar la productividad y a generar una forma de trabajo más inteligente", asegura el informe. 

Sin embargo, los efectos beneficiosos de la digitalización no solo se van a ver reflejados en el ámbito económico, sino que pueden también tener un impacto positivo en materia de sostenibilidad. Así, BCG apunta que una adopción generalizada de soluciones digitales también puede reducir las emisiones de carbono hasta en un 15%.

Entre los principales habilitadores de esa mejora del medioambiente vinculada a la transformación digital de Europa, el informe destaca las ciudades inteligentes y la digitalización del sector del transporte, que pueden reducir en hasta un 30% cada una de ellas las emisiones de CO2. 

Medidas urgentes

En este contexto, ETNO creo que, en términos globales, las estrategias digitales puestas en marcha por la UE establecen un nivel de ambición "adecuado" para alcanzar el liderazgo digital a nivel mundial. Sin embargo, advierte de que el espíritu de los objetivos políticos de Europa debe ahora impregnar la acción política y reguladora, tanto a nivel comunitario como nacional.

Para ello, el informe propone una serie de acciones políticas "urgentes", entre las que se incluyen incrementar "considerablemente" el atractivo de invertir en el despliegue de redes y permitir una mayor colaboración y una mayor escala de la industria europea de las telecomunicaciones.

Además, aboga por estimular fuertemente la demanda y la transformación digital de los sectores industriales, así como por priorizar el liderazgo en los servicios digitales europeos y llevar a cabo una "ambiciosa inversión" en habilidades digitales.

"Este informe muestra que la oportunidad de lograr una Europa del Gigabit es extremadamente relevante para los principales desafíos actuales, incluida la recuperación y la transición verde. Hacemos un llamamiento a los líderes europeos para que apoyen al sector de las telecomunicaciones y nos ayuden a ofrecer una economía digital más sólida a todos los ciudadanos", afirma la directora general de ETNO, Lise Fuhr.