'El mundo y la vida ya no serán lo mismo después del coronavirus'. Es una idea que martillea desde hace meses en cualquier convención, seminario o conferencia que intenta atisbar el futuro. Y es lo que ha pretendido la última edición de DLD All Stars, celebrado esta semana.

Noticias relacionadas

'Saldremos dañados en lo físico, en lo económico y en lo emocional'. Es otra idea que retumba sobre el 'ruido'. ¿Cuáles son las visiones de futuro válidas para el retorno a la normalidad?

DLD All Stars arranca el domingo con una aproximación al libro 'Noise: A Flaw in Human Judgment', de Daniel kahneman, Olivier Sibony y Cass Sunstein, que habla del "ruido" social y los sesgos cognitivos que nublan el juicio. Un inicio así no precisa más detalles, como primer aviso de la sensación de que hay cosas en nuestro mundo tecnificado que necesitan enderezarse.

El inventor de Wikipedia, Jimmy Wales, ofrece un durísimo análisis del panorama social en internet, señalando 'buenos y malos' cuando le preguntan qué necesitaremos, después de la transformación digital experimentada a la fuerza durante el pasado año.

"Creo que hay un magnífico uso de la tecnología en el streaming de vídeo, casos de Netflix y Amazon Prime. Y también, obviamente, en Wikipedia. Y además creo que es muy bueno mi otro proyecto wiki, Fandom. Igualmente, Zoom, Teams y Meet, donde la gente se ve la cara. Y en cuanto a los motores de búsqueda…  OK, también", dice.

Pero, en sentido contrario, Wales afirma que hay muchos usos problemáticos de la tecnología, sobre los que podría hablar: "Sólo voy a mencionar a los principales, Facebook y Twitter. Creo que se han convertido en algo muy problemático en la sociedad. Pueden decirse grandes cosas sobre ambos, pero fundamentalmente que son un problema real".

La intervención del creador de Wikipedia fue una de las apariciones superestelares en el programa de DLD All Stars, una cita que se celebra en Múnich desde 2005 (este año, online, claro) como una conferencia "de liderazgo innovador europeo para visionarios de todo el planeta". Las siglas significan Digital Life Design, diseño de la vida digital.

Plataformas superficiales

En su charla, durante la segunda jornada, Wales metió el dedo en la llaga del mal de las redes sociales: "Es que, realmente, no me permiten profundizar. Me mantienen al nivel superficial de las cosas. Son plataformas muy adictivas que estimulan un comportamiento y unas interacciones superficiales. Y creo que eso es esencialmente parte de su modelo de negocio. Cuando tu negocio es sólo de publicidad, lo que te compensa es retener a la gente clickando indignada y lo más enganchada posible, midiéndolo en minutos de permanencia en el sitio".

"Eso hace que los algoritmos tiendan a optimizar cosas que creo que no son muy sanas ni ayudan", añade. Considera que es mucho mejor ver "entretenimiento de calidad y documentales hechos por gente increíblemente creativa" para las plataformas de vídeo en streaming. Y eso, admitiendo sobre su propia creación que "puede que Wikipedia esté un poco sesgada, aunque se supone que debería ser neutral".

En todo caso Wales subraya el carácter sin ánimo de lucro de su enciclopedia online, mientras que para intentar ganar dinero está desarrollando WT.social, "una red social colaborativa", un nuevo sitio de cultura y entretenimiento "en profundidad", en el que espera conseguir suscriptores.

Antes de esa mirada crítica y acusadora de uno de los grandes popes de internet, otro de los momentos estelares del DLD All Stars lo aportó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en DLD All Stars.

Nueva Bauhaus Europea

Su intervención quiso aportar una visión optimista y constructiva (dicho sea sin segunda intención) con la propuesta de lo que la copresidenta de la conferencia Steffi Czerny calificó como "crucial Green Deal": el proyecto "nueva Bauhaus Europea" (NBH).

"Es un proyecto de esperanza", dice Von der Leyen. "Lo que el mundo necesita ahora, lo que necesitamos todos en estos días grises, son proyectos que abran una perspectiva de futuro que nos haga soñar, que toque nuestras emociones y estimule la creatividad".

"La nueva Bauhaus Europea trata de la recuperación. Nuestras dañadas economías y sociedades necesitan desesperadamente una recuperación que cree oportunidades, para que nuestras compañías se adapten al futuro y a los desafíos digitales", añade. El proyecto NBH intenta "amplificar buenos ejemplos, experiencias e ideas, para difundirlos y llevarlos al mercado".

¿De qué habla ese proyecto, asumido por la Comisión Europea? En una primera aproximación directa tiene que ver con la arquitectura, como el movimiento fundado en 1919 por Walter Gropius en Alemania. Una tendencia que se extendió como un influyente estilo artístico claramente definido por toda Europa.

"Moldeó la sociedad del siglo XX y todavía podemos ver muestras en nuestras ciudades, edificios, telas, pinturas y diseños", asevera UVDL.

En esta reinvención un siglo después del mítico movimiento se habla de una nueva forma de construir, "verde y sostenible". Aplicar nuevas tecnologías y volver a utilizar viejos materiales, como la madera.

Von der Leyen confiesa que fue algo escéptica al principio, para luego asombrarse ante "los rascacielos de madera en Finlandia o los jardines verticales de Milán".

Un modelo de construcción que "encaja la sostenibilidad con el estilo. Es posible conectarlo con la tecnología y la cultura y debemos atrevernos a que esto no se quede en ejemplos singulares", proclama.

Claro que el modelo que propone no puede conformarse con ser un simple sistema de construcción de edificios. "Imagínense, si los artistas y los arquitectos de la histórica Bauhaus se hubieran quedado en eso", plantea Von der Leyen. "Queremos explorar maneras de vivir juntos tras la pandemia, mientras protegemos nuestro planeta".

Diseño del modo de vida

Lo que sugiere es una revolución en el diseño del propio modo de vida y, "aunque suene ambicioso, crear un movimiento mundial de transición digital y verde". Habla de economía circular y de romper silos de pensamiento para desarrollar proyectos interdisciplinarios sostenibles, estéticos e inclusivos.

Cuenta que ya están llegando ideas de arquitectos, como el danés medioambientalista Bjarke Ingels, artistas y diseñadores de toda Europa y de todo el mundo, "desde Japón hasta Estados Unidos", de universidades y de estudiantes que unen su creatividad y su ingenio. Y "compañías que quieren ser parte de esto, desde fabricantes de cemento hasta el sector del automóvil y startups innovadoras".

La presidenta de la Comisión evoca ideas como "transformar una estación de trenes o un palacio de la opera en edificios sostenibles" y de "cómo puede la cultura ayudar a resolver la crisis climática".

Y aunque todo esto pueda sonar a puro discurso de intenciones, Von der Leyen aprovechó el altavoz digital del DLD para anticipar un par de anuncios: "El mes próximo lanzaremos la primera edición del premio new European Bauhaus, que reconocerá diez ejemplos que ayuden a inspirar el proyecto. El segundo paso será, en otoño, con la convocatoria para los primeros cinco proyectos piloto".

"Queremos ver proyectos visionarios y transformadores de toda la Unión Europea y hoy les pido a todos que se unan a esta aventura, que se asocien en diferentes sectores, para tener juntos tormentas de ideas sobre como el NEB puede contribuir a la innovación sostenible", concluyó Ursula Von der Leyen.