La digitalización ha vuelto a ser una vez más punto de encuentro entre los políticos de los distintos partidos de España, que esta semana han respaldado con una abrumadora mayoría, y sin ningún voto en contra, una moción para instar al Gobierno a desarrollar la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA).

Noticias relacionadas

Esta no es la primera vez que los políticos españoles muestran una postura común en torno a cuestiones que afectan al ámbito digital o de las telecomunicaciones, ya que recientemente fueron aprobadas con el apoyo unánime de los grandes partidos leyes como la de Servicios Electrónicos de Confianza o la de Transformación Digital del Sector Financiero.

Incluso, retrocediendo más atrás en el tiempo, la Ley General de Telecomunicaciones actualmente en vigor, que data del año 2014, fue aprobada en su momento con un amplio consenso parlamentario, ya que obtuvo el 95% de los votos a favor, tanto en el Congreso de los Diputados como el Senado. 

La moción aprobada esta semana en el Senado relativa a la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, propuesta por el PSOE y transaccionada con las enmiendas del Partido Popular, Teruel Existe y PNV, obtuvo 227 votos a favor, 33 abstenciones y ninguno en contra

La moción insta al Gobierno de España a desarrollar esta estrategia que permita impulsar el desarrollo e implantación de la IA en España, las comunidades autónomas y el resto de administraciones, así como proporcionar un "marco de referencia e impulso para el sector privado"

Todo ello con el objetivo de convertir a España en un "referente en excelencia científica e innovacion en IA", así como para preparar al país para que se beneficie de las transformaciones socioeconómicas que ofrece esta tecnología. Además, la moción recoge que esta estrategia debe impulsar la IA como "motor de innovación y crecimiento económico social, inclusivo y sostenible".

En este último aspecto, el texto recoge que, en el marco del programa Educa en Digital, se promoverán experiencias piloto en el desarrollo de plataformas educativas basadas en IA para planes de educación personalizada, con especial atención a su implantación en la escuela rural.

Además, se promoverá la formación en competencias sobre IA en los grados universitarios y se fomentará el desarollo de productos o proyectos con esta tecnología en las empreasas de forma que estén alineados con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

La moción también aboga por generar un entorno de confianza en torno a la IA, tanto en su desarrollo tecnológico como en el regulatorio, considerando aspectos éticos y de impacto social. Además, propone establecer un seguimiento y una actualización para garantizar el cumplimiento de la ENIA aprovechando los mecanismos de gobernanza existentes.

Inversión pública en IA

Asimismo, los partidos instan al Gobierno a que lleve a cabo la inversión pública comprometida de al menos los 600 millones de euros en la ENIA para el periodo 2021-2023, a los que se añadiría el fondo Next Tech para impulsar el emprendimiento en tecnologías habilitadoras digitales.

El debate parlamentario sobre la moción en el Senado se centró en las oportunidades que ofrece la IA para mejorar la vida de las personas, transformar el modelo productivo e impulsar el crecimiento, así como en abordar los retos éticos, tecnológicos y normativos que presenta. Pese a ello, tampoco faltaron las meciones entre los políticos a aspectos ajenos a la IA, como la corrupción, la independencia de Cataluña o el machismo.

En su defensa de la moción, la portavoz de transformación digital del Grupo Parlamentario Socialista, Olivia Delgado, destacó el papel de la IA para transformar el modelo productivo e impulsar el crecimiento de la economía española en los próximos años, así como su elevado potencial en sectores como el sanitario, la productividad empresarial y la administración, la educación o el transporte, la movilidad y la logística.

La senadora, que incidió también en la oportunidad de empleo que supone esta tecnología para los jóvenes, remarcó que la IA será una de las mayores revoluciones tecnológicas de la historia de la humanidad. "La IA no es una apuesta de futuro, sino de presente y ahí quiere estar el Grupo Parlamentario Socialista y el Gobierno de España para aprovechar las nuevas oportunidades", incidió.

Por su parte, el portavoz de transformación digital del Grupo Parlamentario Popular, Javier Puente, defendió que la inteligencia artificial tiene mucho que aportar a la hora de mejorar la vida de los ciudadanos, permitiendo procesar de forma adecuada el uso de los datos, pero también advirtió de que presenta unos retos "éticos, tecnológicos y normativos como nunca antes”.

Aunque se mostró crítico con la labor hasta ahora de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Puente incidió en la importancia de ir "todos juntos" en el proceso de digitalización, que puede ser un "primer punto de encuentro entre partidos". Así, señaló que los planes presentados por el Gobierno están bien y mostró su apoyo para lograr dotarlos económicamente, ejecutarlos y cumplir los objetivos.

Por otro lado, el senador de Teruel Existe, Joaquín Egea, resaltó la importancia de que el mundo rural no se quede atrás en la revolución de la inteligencia artificial, como ocurrió en la industrial. Además, resaltó la necesidad de que las Cámaras legislen para conseguir que los desarrollos de aplicaciones y de programas de IA no entren en conflicto con la sociedad actual.

La senadora de Vox, Yolanda Merelo, señaló que, pese a las "innumerables ventajas" que los avances en este sector llevan aparejadas, este proceso ha de ser tutelado con el objeto de minimizar los posibles riesgos que pueda entrañar la inteligencia artificial para los valores y derechos sobre los que se asienta el sistema democrático, especialmente los derechos fundamentales de las personas, con particular protección de su privacidad.

Ponencia sobre nuevas realidades tecnológicas

La inteligencia artificial no sólo es cuestión de debate en el Pleno del Senado, sino que también está siendo tratada en la Ponencia de estudio sobre la adopción de una regulación de las nuevas realidades tecnológicas, disruptivas y sociales, constituida en el seno de la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital de la Cámara Alta.

En las primeras sesiones, han intervenido expertos en el mundo digital como la cofundadora de Mujeres Tech, Cristina Aranda; el catedrático jubilado de Ciencias de la Computación e IA de la Universidad de Valencia, Gregorio Martín Quetglas; el fundador y consejero delegado de Sherpa.ai, Xabi Uribe-Etxebarria; o el abogado experto en Derecho, Estrategia y Comunicación Digital, Borja Adsuara.

Asimismo, esa semana han participado en una nueva sesión el presidente de la Comisión de Economía Digital de la Cámara de Comercio Internacional (ICC), Carlos López Blanco; el miembro del Instituto Valenciano para la Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN) de la Universidad Politécnica de Valencia, José Hernández Orallo; el director adjunto de la Fundación i2CAT, Artur Serra; y la ingeniera en Inteligencia Artificial en Sngular y cofundadora del evento T3chFest, Nerea Luis Mingueza.

En su intervención en la Ponencia, Uribe-Etxebarria destacó que la inteligencia artificial tiene un "gran potencial" para ayudar al ser humano a resolver muchos de los retos a los que se enfrenta la sociedad y el planeta, aunque tambien alertó de la necesidad de sentar las bases éticas y legales para este nuevo sector.

En est sentido, añadió que, aunque se parte de la base de que la ciencia y la tecnología son de por sí neutras, como todo, corren el riesgo de ser utilizadas también con fines no beneficiosos. Por ello, insistió en la necesidad de abordar el desarrollo de la inteligencia artificial desde un punto humanista y que no resida únicamente en mano de tecnólogos.