En 2050, el 30% de nuestra población superará los 65 años y cuatro millones de españoles tendrán más de 80 años. Vivimos más y el propio concepto de vejez cambia, obligando a las compañías a pensar en este colectivo sénior de una forma distinta. La sección Innovar para Vivir de La Brújula de Onda Cero abordó los desafíos que se abren con Elena García de Alcaraz, directora de Estrategia en Fjord, la agencia de diseño e innovación de Accenture, y con Carlos Palacios, responsable de experiencia de cliente de Banco Santander.

Noticias relacionadas

Elena García destaca que el cambio de visión sobre la edad no suele producirse hasta los 73 años en España, "no solo vivimos más, vivimos mejor, la gente quiere viajar, tiene dinero para gastar y muchas empresas siguen diseñando sus productos desde el prejuicio, para un mayor que imaginan aislado, decadente y enfermo".

Su propuesta es "quitar ese sesgo, podemos innovar con visión más optimista, integrarles en las investigaciones que hacemos, reflexionar con ellos y testar nuestros servicios".

"El agetech tiene mucho que decir", continúa la directiva de Accenture, "se están creando sistemas predictivos y preventivos para que las personas mayores puedan mantener su rutina". Intervienen tecnologías como la inteligencia artificial, el hogar conectado o robótica.

"Tenemos que hablar de bienestar, que es un tema más amplio y está llevando a las personas mayores a buscar nuevos servicios en deporte, belleza, viajes e incluso citas románticas", añade.

En opinión de Carlos Palacios, "a nadie sorprende ver a una persona mayor utilizar el smartphone, enviar whatsapps o incluso durante este confinamiento participar en videoconferencias con su familia. Esto mismo ocurre con el manejo de las herramientas digitales para gestionar las finanzas".

Más de la mitad de los clientes de Banco Santander entre 65 y 75 años "usan estos canales de forma habitual y el confinamiento les ha lanzado a utilizar canales remotos y en remoto", hasta el punto de que "proporcionalmente han incrementado más la compra online que otros segmentos de clientes".