El 'big data' puede parecernos un mercado ya maduro y consolidado. No en vano, llevamos oyendo hablar de este paradigma desde hace ya una década, ya fuera en su etapa primigenia de captura de datos o en la actual de explotar toda esa información. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: apenas estamos rozando la superficie de un nicho de actividad que se antoja extraordinario.

Noticias relacionadas

A las cifras nos remitimos: este mismo año, el sector del 'big data' y la analítica de datos recibirá una inversión de más de 215.700 millones de dólares (unos 183.872 millones de euros al cambio actual). Son datos de la firma de análisis IDC, que suponen un crecimiento respecto al pasado año de más del 10%.

Es difícil ver segmentos de tecnologías ya manidas con incrementos de doble dígito, pero más lo es constatar que ese ritmo de gasto se mantendrá en el próximo lustro. Así pues, y retomando las cifras de esta casa de investigación, la previsión es de una tasa anual compuesta del 12,8% hasta 2025.

Banca e industria, las reinas del 'big data'

De este informe, cuyas principales conclusiones extraemos a continuación, también se extrae que la industria de fabricación directa, los servicios profesionales y -especialmente- la banca son los tres sectores que más están invirtiendo este año en 'big data'. De hecho, solo estos tres verticales suman un tercio de todo el gasto previsto en estas lides para 2021.

Por debajo nos encontramos con la industria de procesos, telecomunicaciones y gobiernos, que invertirán casi 47.000 millones de dólares en este curso. Eso sí, con una nota al margen: las 'telecos' son las que más fuerte apostarán en el medio plazo por las soluciones de 'big data' y analítica de datos, a una tasa de doble dígito bastante generosa.

'Big data as a Service'

Esta adopción en masa del 'big data' y la analítica de datos vendrá acompañada del despegue de otra tendencia constante en los mentideros de la industria tecnológica: los servicios.

No en vano, más de la mitad de todo el gasto previsto en el tema que nos ocupa durante 2021 estará destinado a servicios. Por detrás encontramos la partida dirigida a adquirir o licenciar nuevo software: 82.000 millones de dólares, incluyendo herramientas de analítica, almacenamiento de datos -relacionales y no relacionales-, y un largo etcétera de hasta 13 categorías de software distintas.

"A diferencia de muchas otras áreas del mercado de servicios de TI, los servicios de 'big data' y análisis continuaron creciendo en 2020 a medida que las organizaciones confiaban en la información de los datos y en soluciones de automatización inteligente para sobrevivir a la pandemia de la covid-19", explica Jennifer Hamel, investigadora en Gartner. "La siguiente fase de resiliencia digital estimulará una mayor inversión en servicios para abordar los desafíos nuevos y persistentes relacionados con las iniciativas de inteligencia empresarial".