Mediciones de condiciones ambientales exteriores, como la temperatura del aire, la humedad relativa, la radiación solar o la velocidad del viento, así como del interior de un edificio industrial del sector logístico, como los niveles de iluminación y de ruido, junto a la temperatura y la humedad. Con el análisis avanzado de estos datos, se puede lograr una gestión inteligente y eficiente de las instalaciones logísticas.

Noticias relacionadas

¿Cómo se consigue? Montepino Logística y la Cátedra UPC - JG Ingenieros han desarrollado un proyecto para estudiar la sostenibilidad de los edificios industriales que ha constatado "cómo las monitorizaciones en tiempo real y las simulaciones mejoran la gestión inteligente y la eficiencia energética de las plataformas".

El equipo de investigadores ha instalado una serie de sensores inalámbricos conectados a la nube que permiten monitorizar en continuo el funcionamiento del edificio. "Los datos experimentales permiten entender el funcionamiento del edificio en función de las condiciones de contorno (ambientales, ocupación…) y del modo de operación (climatización encendida o no, ventilación o no de la nave)", explica a D+I Eva Cuerva, profesora de la Universidad Politécnica de Catalunya y directora de la Cátedra UPC-JG por la sostenibilidad en los edificios.

Estos datos, apunta la investigadora, "se pueden contrastar con los valores de consumo del edificio para establecer patrones de comportamiento y prever posibles curvas de consumo, por ejemplo, ante una previsión de cambio de climatología exterior". 

Además, también se ha creado un modelo virtual en 3D del edificio para "reproducir mediante simulación el comportamiento real del mismo". Se trata de un gemelo digital realizado mediante un software de mecánica de fluidos computacional, que permite simular estos patrones de comportamiento, matiza Cuerva.

De esta manera, al visualizar y analizar todos los datos “se pueden conocer con mayor precisión el comportamiento y la gestión energética de las plataformas logísticas”, puntualiza la directora de esta cátedra.

Cuerva subraya que la creación del gemelo virtual de la nave en estudio es "un paso fundamental para entender el comportamiento de la misma y poder definir estrategias de optimización, ya sea en diseño o en operación". Con el modelo virtual, añade, "se pueden hacer pruebas de funcionamiento que serían muy difíciles de realizar directamente en la nave sin entorpecer su operativa".

No obstante, matiza que es evidente que el proceso de creación del modelo digital es costoso, tanto por tiempo como por la fase técnica, y esto requiere una inversión económica para llevarlo a cabo. Sin embargo, incide en que con cada gemelo virtual creado “el conocimiento adquirido en relación con cómo optimizar el proceso aumenta, de manera que cada vez puede resultar un poco más sencillo llevar a cabo esta tarea”.

Juan José Vera, director general de Montepino Logística, señala que su compañía este año va a realizar el modelo virtual de un segundo edificio, ya que "la idea es replicarlo en el resto de nuestros activos". Por el momento, estos test se han llevado a cabo en el centro logístico de XPO Logistics en Marchamalo (Guadalajara).

Tras esta fase de simulación con el modelo virtual en 3D, se seleccionan los equipos de monitorización diseñados ad hoc para ubicarlos en puntos clave del edificio inteligente, tanto en el exterior, normalmente, en las cubiertas, para medir la temperatura, la humedad, la radiación o el viento; como en el interior, distribuidos por toda la nave y ubicados en los pilares a diferentes alturas. De este modo, se pueden medir todos los parámetros, incluidos la luminosidad, los niveles de CO2 o el ruido, además de la temperatura o la humedad.

A través de este sistema, todos los datos registrados pueden visualizarse y almacenarse en una plataforma online y extraerse en función de las necesidades. Así, los responsables de la gestión pueden conocer los valores de los parámetros de funcionamiento del edificio, integrar más sensores en la plataforma y plantear modificaciones en el modelo virtual (tanto en relación con el diseño como con la gestión de la nave), con el fin de "evaluar su efectividad sin hacer modificaciones en el edificio".         

Vera apunta que este sistema podría implementarse no solo en edificios de nueva construcción, sino en aquellos de menos de 15 años. Con este sistema sería posible convertir un edificio 'normal' en 'inteligente' siempre que exista "voluntad de los propietarios y se invierta lo necesario".

El director general de Montepino apostilla que la sostenibilidad y la gestión inteligente son "requisitos indispensables en los edificios" y se están convirtiendo en "clave para maximizar el rendimiento de la inversión en las plataformas logísticas".

Para completar este proyecto, Montepino Logística y la Cátedra UPC - JG han iniciado ya la segunda fase para ampliar los puntos de medición instalados en la primera nave, además de introducir los principales elementos que consumen energía dentro del edificio.