Corporaciones IBEX 35

El teletrabajo mantiene la productividad, pero produce más desgaste en los empleados

El 87% de los trabajadores sostiene que el espacio físico es necesario para colaborar con los compañeros y entablar relaciones.

1 febrero, 2021 03:41
Miami

Noticias relacionadas

Después de casi un año lejos de la oficina, las empresas comienzan a plantearse qué hacer con el espacio donde antes se trabajaba, compartían ideas, tenían reuniones y mucho más. La firma de consultoría PriceWaterhouseCoopers ha llevado a cabo una encuesta para entender mejor cómo será el futuro postpandemia. En líneas generales, se empieza a contemplar un modelo híbrido con rotación de trabajadores, más flexible y con lugares pensados para la cooperación.

Las conclusiones de contrastar la opinión de 133 ejecutivos y más de 1.200 empleados dejan claro que el trabajo en remoto ha sido un éxito en cuanto a resultados, pero también ha supuesto un elevado desgaste psicológico. Mientras que el 13% de los directivos aceptarían deshacerse de la oficina física.

Otro desajuste entre ambos perfiles se encuentra en los recién contratados. Los que llevan menos de cinco años en el mercado laboral son los que más piden la vuelta. También son los que confiesan sentirse menos productivos teletrabajando (un 34%). En el informe se destaca que aprecian el tiempo que pasan con sus superiores, así como los programas de formación.

El paulatino abandono de los cuarteles generales se ve en la cúpula directiva como una oportunidad para mejorar la localización actual. El 87% de los directivos quiere aprovechar para cambiar a una ubicación más céntrica o abrir nuevos centros de trabajo en las afueras pero con alta tecnología. En un plazo de tres años, el 56% espera ampliar el espacio. Todos confían, eso sí, en tratar de hacer la experiencia más dinámica para aprovechar el tiempo que pasen juntos.

A falta de cifras oficiales, los portales inmobiliarios reflejan una migración de empleados de California y Nueva York hacia otros lugares. El informe sí muestra, en cambio, que Raleigh en Carolina del Norte y Austin en Texas están viendo cómo aumenta el precio del alquiler de vivienda. 

Productividad y flexibilidad

Durante el WFH (Work From Home), como les gusta llamar en Estados Unidos al teletrabajo, la productividad ha sido uno de los caballos de batalla. No está claro si mejora o no. A ojos de los directivos, el 52% considera que sí; mientras que los empleados piden mejoras de las condiciones para conseguir resultados. Entre sus solicitudes están tener claras las reglas, contar con las herramientas y el equipamiento adecuado, así como ser flexibles con los horarios, sobre todo en el caso de las familias con hijos.

En 2021 se espera que las inversiones para impulsar este modelo híbrido se destinen a mejorar las infraestructuras, sobre todo en materia de seguridad, herramientas de colaboración virtual, así como la formación de los jefes para que sepan manejar mejor la situación.

Los ejecutivos confían en volver durante 2021. Los empleados no lo ven tan claro. En cualquier caso, no será fácil. En PWC consideran que un despliegue notable de las vacunas es básico para contar con la confianza necesaria para volver. El gobierno de Estados Unidos calcula que habrá 100 millones de inmunizados para la primavera.

A partir de entonces se podrá hablar no solo de ir al trabajo, sino también de viajar o acudir a clase. Se matiza que, a pesar de contar con esta medida, los propios empleados van a demandar una reconfiguración del espacio y que se hagan test de manera frecuente.

El sondeo ha contado con un 83% de respuestas provenientes de empleados de empresas con más de 1.000 millones de ingresos. Un 36% son presidentes o CEOs y el 18% vicepresidentes. El resto, trabajadores que han pasado de la oficina al hogar en diferentes sectores: el 43% en finanzas, 31% en tecnologías de la información y un 26% en ventas y consumo.