Lasse Rouhiainen es un tipo peculiar. Cambió el frío de su Finlandia natal por el calor de Alicante. También cambió su área de trabajo, el marketing y las redes sociales, por una obsesión compulsiva por la inteligencia artificial y su aplicación social y empresarial. Y con ello le llegó el reconocimiento: su libro 'Inteligencia artificial: 101 cosas que debes saber hoy sobre nuestro futuro' ha sido traducido a siete idiomas y fue reconocido por Book Authority como uno de los mejores textos sobre IA de todos los tiempos.

Noticias relacionadas

Ahora, Rouhiainen vuelve a escena con un nuevo libro, 'Inteligencia Artificial para los Negocios' (Anaya), en el que ahonda más en el potencial de esta tecnología. Si la primera obra buscaba explicar en qué consistía este término de nuevo cuño y aclarar sus principales elementos diferenciales, en este caso el foco está en aterrizar la inteligencia artificial a las empresas, a sus necesidades inmediatas y casos de uso reales.

"Aunque la mayoría de la formación sobre inteligencia artificial se dirige a programadores, está dejando de ser un campo exclusivo de ellos y se está convirtiendo en una materia transversal, que todos los empleados deberían entender para aprovechar sus grandes beneficios", explica Lasse Rouhiainen a D+I. "Y por ello han de reflexionar sobre cómo los avances de esta tecnología cambiarán su negocio dentro del sector y cómo prepararse para dichos cambios".

La mayoría de formación sobre IA va dirigida a programadores, pero esto ya no es un campo exclusivo de ellos

"Faltaba centrar el tiro en cómo las empresas y la Administración Pública pueden aprovechar la inteligencia artificial", añade el escritor. "Muchas empresas españolas, especialmente pymes, no están utilizando la IA e incluso la mayoría de ellas no quieren utilizarla. Eso es incluso peligroso".

Divulgación, sí, pero como decimos muy orientada al cambio del entorno empresarial (y laboral) que la inteligencia artificial trae consigo. Un libro, que cuenta con la opinión de 21 expertos que complementan sus explicaciones, para llegar al detalle de cómo se están rompiendo los moldes y procesos tradicionales por medio de una tecnología de la que apenas estamos viendo la superficie.

No debemos centrarnos en la mejora de la productividad con IA, sino en la innovación que habilita

"Hay estudios que demuestran que la brecha existente entre las empresas que están dando sus primeros pasos en IA y las que ya están escalando es cada vez mayor. Ya no hablamos de mejorar la productividad, hablamos de innovación, de crear nuevos productos y entrar en otros mercados. No hay que centrarnos solo en la productividad, sino ir más allá, porque estamos en una era de crecimiento exponencial", defiende el autor.

Los casos que Lasse Rouhiainen (fundador además del centro ELLIS Alicante para la Inteligencia Artificial) incluye en este libro son muy variados: salud, finanzas, retail, legal, turismo, agricultura, educación e incluso los videojuegos son objeto del repaso que traza el libro. Pero en todos ellos, el autor ha querido "evitar los típicos ejemplos de grandes empresas (Google, Amazon y Facebook etc.) ya que están muy vistos y destacar ejemplos de empresas, desde cero, que se han convertido una empresa de datos".

Hay muchos ejemplos del uso de IA en empresas españolas, pero hay que democratizarlos

"Muchas empresas españolas no saben que hay otras compañías que están usando inteligencia artificial. Hay muchos ejemplos, pero hay que democratizarlos. Es un trabajo de alfabetización digital para conseguir una ventaja competitiva", detalla Rouhiainen. "En el caso de salud, sin ir más lejos, podríamos ser líderes, pero necesitamos urgentemente más inversión, investigación y revisar la normativa".

En el libro no falta un análisis de la Estrategia Española en Inteligencia Artificial, que el autor compara con la de otros países de nuestro entorno, regresando como es menester a su Finlandia natal. Destacando, por encima de todo, dos proyectos que están permitiendo al país nórdico estar a la cabeza en esta revolución: AuroraAI (su programa nacional de inteligencia artificial) y el Registro abierto de inteligencia artificial en Helsinki.

"En Estados Unidos siempre han sido de hacer un 'all-in' con la tecnología. En España deberíamos, poniendo al ciudadano en el centro, apostar más decididamente por ella", sentencia Rouhiainen.

*** Conflicto de interés: El autor de este artículo aparece como experto en el libro 'Inteligencia artificial para los negocios'