Cómo lograr que el tejido empresarial español vuelva a crecer, a invertir y, sobre todo, pueda seguir innovando mientras reactivan la economía 'tocada' por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. Esta es una de las preguntas a las que están respondientes líderes empresariales en nuestro país en la cumbre Empresas españolas liderando el futuro, el evento de la CEOE, que se prolongará hasta el próximo 25 de junio y en el que participan desde el Banco Santander o BBVA hasta Iberdrola o Endesa, pasando por Inditex o Mercadona.

Noticias relacionadas

Así, Ana Botín, presidenta del Banco Santander, subraya en su intervención que el reto ahora es "minimizar la intensidad y la duración de la recesión económica provocada por la crisis sanitaria por el Covid-19. Y la clave, para Botín, es conseguirlo "sin generar un nuevo deterioro de la distribución de la renta ni de la riqueza ni de las oportunidades de nuestra sociedad y manteniendo el máximo empleo que podamos, ayudando a las empresas a sobrevivir".

En este sentido, cuando España entre en lo que Botín llama 'la etapa de renovación', la pregunta será "cómo volver a crecer de forma inclusiva y sostenible". "No es un reto fácil por el shock que ha supuesto esta crisis". Para Botín, la prioiridad es volver a crear empleo y, para ello, hay que "cuidar a las empresas", por lo que hay que "propiciar" que estas "crezcan, inviertan y puedan innovar".

"La pandemia ha acelerado el nuevo mundo de la revolución digital, el teletrabajo y la necesidad de todos de cambiar los modelos de negocio de manera radical, en sectores como el turismo, la distribución o el financiero", apunta la presidenta del Banco Santander. "Todo esto tiene que acordarse de forma consensuada y basada en principios como la transparencia, el respeto a las instituciones y el diálogo social, pero, sobre todo, debe basarse en evidencias, en datos".

Por su parte, Carlos Torres, presidente de BBVA, señala que tras un confinamiento necesario en una primera fase, ahora "cobra urgencia, para la reactivación de la economía para evitar un daño que puede ser irreversible, sin bajar nunca la guardia". "Puede que el virus este muchos meses, incluso años, con nosotros y tenemos que aprender a convivir con él al tiempo que recuperamos la normalidad económica". 

Entre las prioridades que hay subrayado el presidente de BBVA, destaca el avance hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como la digitalización de la economía. "ESto lo tenemos que hacer todos unidos y en consenso": autoridades, partidos políticos, sindicatos, agentes sociales, ciudadanos y empresas.

En este sentido, para Torres, uno de los focos de las políticas públicas debe estar en "fomentar la iniciativa privada, establecer las bases para que florezca y se desarrolle".

En su intervención, el presidente de BBVA ha tildado de "imprescindible" el desarrollo de infraestructuras y el fomento de la inversión en sectores de futuro: "La digitalización, en datos, en inteligencia artificial o en energías limpias". Las empresas digitalizadas y las que usan los datos para dar mayor valor añadido a sus clientes, puntualiza Torres, "han superado mejor la crisis y tienen mejores perspectivas de futuro".

Sector energético

"No podemos llegar tarde a esta revolución industrial, cuyo tren ya está en marcha. Tenemos algunas ventajas competitivas que debemos aprovechar", advierte, por su parte, Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en su intervención en este foro de líderes empresariales.

Sánchez Galán destaca el efecto arrastre que tiene el sector energético en la economía, por lo que subraya el hecho que ya está en marcha la hoja de ruta del Plan de Energía y Clima, actualmente en tramitación en el Congreso. En este sentido, reclama "acelerar su implementación a 2025" porque tendría "un efecto inmediato en el crecimiento económico, aumentando la competitividad y disminuyendo la dependencia energética exterior".

Así, el dirigente de Iberdrola ha aprovechado el foro para pedir más inversiones en la red eléctrica, "eliminando el límite máximo de inversión" y "acelerando la instalación de nueva capacidad renovable del 2030 al 2025". Todas estas medidas, asegura, generarían miles de puestos de trabajo.

En este momento de transición energética, Sánchez Galán también ha hecho hincapie en la importancia del desarrollo de nuevas tecnologías, como el hidrógeno verde necesario para diferenes procesos industriales o para la fabricación de fertilizantes.

Por último, el presidente de Iberdrola destaca, entre las necesidades del sector para su aceleración, medidas como la de incrementar los apoyos al I+D+i "para aprovechar el potencial de crecimiento de nuevos sectores como las bombas de calor, el hidrógeno verde o almacenamiento".

Por su parte, José Bogas, presidente de Endesa, señala en su intervención en la cumbre que, durante los meses de esta crisis, se ha visto "lo necesario y lo útil" que es la colaboración público-privada, mientras que el otro eje para salir de esta crisis es el avance en la digitalización

Bogas apunta que esta pandemia, que ha tenido alcance global r impactos en la salud y en la economía, "nos debe alertar sobre el riesgo climático y alentar en la lucha contra el cambio climático", por lo que la respuesta a esta crisis sanitaria y económica "debe ser a través de acelerar los objetivos de transición ecológica".

"Economía y medio ambiente son complementarias y no deben andar más por separados", puntualiza Bogas, que cree que "no habrá desarrollo económico si este no es sostenible". La crisis sanitaria y la crisis climática tienen muchos paralelismos: "Ambas tienen alcance global, impacto transversal sin distinguir ni clases, ni razas ni países, y ambas requieren esfuerzos conjuntos y efectivos sin dilación", apostilla.