Cuando el sector digital en España comienza a constatar cómo la filosofía de Silicon Valley se está adaptando por parte de nuestro tejido emprendedor -salvando las distancias y de acuerdo con nuestras particularidades-, una nueva startup se suma al selecto grupo de empresas españolas aceleradas por Y Combinator.

Noticias relacionadas

Si este verano era Solarmente, la empresa que facilita el autoconsumo de energía solar en el hogar, quien anunciaba su entrada en el prestigioso programa empresarial norteamericano, y se convertía en la séptima startup española en lograrlo, la lista se ha engrosado rápidamente a un total de ocho, después de que la fintech Payflow ya atesore en su bagaje empresarial haber pasado por la meca de los emprendedores.

Sólo ha transcurrido un año desde que la fintech española que permite al empleado cobrar una parte de su sueldo según le interese viera la luz y, por los objetivos empresariales alcanzados desde entonces, parece que hubiera transcurrido mucho más tiempo.

Los empleados pueden a través de una aplicación cobrar parte de su sueldo cuando mejor les convenga.

La fintech española ha desarrollado con tecnología propia una aplicación móvil que permite a los empleados cobrar una fracción de su sueldo cuando mejor les venga y ver de cuánto dinero dispone al instante. De esta forma, los empleados tienen el control sobre cuándo cobran, en vez de sólo cobrar una vez al mes.

El año 2021 no estaba yendo mal para la empresa. Payflow puso rumbo a EEUU después de ser una de las startups que más miradas acaparó en el regreso a la (semi) presencialidad del Mobile World Congress de este año, evento tecnológico en el que recogió el Premio EmprendedorXXI en el reto BancaXXI.

"Estamos muy orgullosos de todo lo que estamos consiguiendo en muy poco tiempo. Pero por encima de los premios o los inversores, de lo que más orgullosos estamos es de la tracción de nuestro producto. Trabajamos con más de 150 clientes y, entre ellos están empresas como Coviran, Scalpers o Grosso Napoletano", afirma a D+I el cofundador Benoït Menardo.

La startup, que ya ha completado el programa, participó en el Demo Day número 33 de Y Combinator ante más de 2.800 inversores reconocidos a nivel mundial como Sequoia, Index, Softbank o Accel, y tan solo unas horas después, Payflow ya había recibido más de 250 solicitudes de inversores, puntualizan desde la startup.

El paso por el Y Combinator es siempre un punto de inflexión en la trayectoria de toda startup. Payflow aprovechará la experiencia para ahondar en lo que denomina "el bienestar financiero de los empleados".

En el corto plazo su estrategia de producto se encaminará a "tres funcionalidades: cobrar bajo demanda, educación financiera y un automatismo para ahorrar", asegura Avinash Sukhwani, otro de los cofundadores de la compañía.

Expansión por Latam y sur de Europa

"Vamos a lanzar dos productos adicionales a lo largo del 2021 y 2022. En cuanto a la expansión internacional, ya hemos iniciado en Chile nuestra expansión por Latinoamérica y vemos mucho potencial tanto en Lationoamérica como en el sur de Europa", añade Sukhwani.

Respecto a la visión que en Silicon Valley se tiene del emprendimiento español, Benoït Menardo reconoce que en general "se mira poco a las startups europeas y el foco está casi completamente en EEUU. Algo se habla de Reino Unido o de Alemania, pero poco", alega.

Carencias del ecosistema español

No obstante, desde Payflow están orgullosos de la etapa que atraviesa el emprendimiento digital español. "A nosotros nos encanta la fase del ecosistema que estamos viviendo ahora mismo, con un crecimiento muy rápido. Lo notamos porque tenemos oficinas tanto en Madrid como en Barcelona y en ambas ciudades cada día hay más proyectos y más proyectos con potencial".

Aun así, reconoce que "falta pulmón financiero y captación de talento". "En países como EEUU y Reino Unido ya es habitual que el mejor talento se vaya a una startup a trabajar, mientras que en España es un poco menos común. El ecosistema está en alza y vamos por el buen camino, seguro que en unos años estaremos entre los países de Europa con más inversión", puntualiza Mernardo.