Madrid

Desde 2012, el South Summit se ha convertido en una de las citas imprescindibles del ecosistema emprendedor en la capital. Comandado por María Benjumea desde sus inicios, este evento se creó en plena crisis económica con el fin de mostrar el talento innovador español y ha sobrevivido incluso a una pandemia global. Y lo hizo por todo lo alto, con 52.000 participantes y más de 30.000 personas conectadas a su plataforma online.

Noticias relacionadas

Por eso había bastante expectación por saber lo que este congreso tiene preparado para este 2021, el año marcado como el de la recuperación económica y la vuelta a una cierta normalidad. Una edición que, como adelanta Benjumea a D+I, podría doblar el número de personas conectadas en formato virtual y está a la expectativa del número de participantes físicos -"esenciales para el networking cara a cara"- en función de la evolución de la pandemia.

Lo que sí ha quedado claro en la presentación oficial del South Summit 2021, acontecida en el cada vez más popular Jardín Botánico (escenario la semana pasada del evento de DigitalES), es que esta edición volverá a sus viejas costumbres y, al mismo tiempo, busca reinventar su fórmula ya contrastada.

Volverá a sus viejas costumbres en tanto que se mantiene la sede en La Nave (Villaverde), sigue fomentándose la tradicional competición entre startups (con 3.800 proyectos presentados, de los que 100 expondrán sus ideas en la propia cita) y sigue gozando del enorme apoyo institucional que antaño (desde el Ayuntamiento de Madrid hasta la Secretaría de Estado de Digitalización e IA, pasando por la Comunidad o el Alto Comisionado para la España Nación Emprendedora).

Diferente porque Benjumea busca consolidar el evento en torno a la innovación, sí, pero también a la sostenibilidad. "Shape the Future" es el nuevo lema del evento en sustitución de "Innovation is Business", con un foco en cómo reinventar las ciudades, las energías, el agua o las sociedades en base a la tecnología. 

Con ello, del 5 al 7 de octubre se darán vez en Madrid ponentes "que dan forma al cambio verde" como Christopher Gavigan -cofundador de The Honest Company-, Gunter Pauli -creador de la 'economía azul'-, Marco Lambertini -director general de WWF-, Marcelo Claure -CEO de Softbank- o Francis Suárez -alcalde de Miami-.

Entre la sobrerregulación y la Ley de Startups

El gran apoyo institucional al que hacíamos referencia se ha puesto de manifiesto durante la presentación del South Summit 2021 con una innumerable representación política. Y más allá del evento que hoy veía la luz, sus discursos han tenido más que ver con los últimos avances regulatorios -como la Ley de Startups- y la posición competitiva de Madrid en el ámbito innovador.

"Es impresionante el compromiso a diez años para convertir a España en una nación emprendedora e innovadora", introducía la propia María Benjumea en referencia a la Estrategia Nacional del ramo. "Pero hemos de entender que esto no va solo de startups, sino de innovar y transformar nuestra economía por completo".

Un instante de la presentación del South Summit 2021, en el Jardín Botánico de Madrid.

En la misma línea se mostró Begoña Villacís, vicealcaldesa de la capital: "La pandemia puede convertirse en un revulsivo para que mucha gente pueda romper el status quo y emprender. Innovación es negocio, pero también una forma de vivir". La política de Ciudadanos ha recordado algunos de los últimos avances de la ciudad para convertirse en un hub tecnológico, como el centro de Inteligencia Artificial de Chamberí (iniciativa particular del concejal Ángel Niño) o el futuro vivero de innovación alimentaria que se localizará en Villaverde.

Más entusiasta si cabe se ha mostrado Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora: "Hemos entrado en un nuevo tiempo, el de la recuperación. El ecosistema emprendedor ha salido reforzado de esta crisis y debemos terminar de sacudirnos los complejos de una época oscura para la innovación española, en blanco y negro, como fue el siglo XX". Polo no sólo ha sacado ha sacado pecho de la Estrategia Nacional para el ramo que coordina, sino también de las cifras récord de inversión en startups durante 2020 o la reciente Ley de Startups.

Precisamente la responsable de esa norma, Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e IA, ha continuado ese parlamento a renglón seguido. "Salimos más reforzados y resilientes, pero no queremos volver al punto de partida sino afrontar el futuro con más fuerza. Es un momento decisivo para construir un mañana en clave digital y de sostenibilidad. Por eso hemos de construir la siguiente gran infraestructura del país, que es el talento y conocimiento. Así es como lograremos sistematizar el emprendimiento".

Respecto a la Ley de Startups, Artigas explicó la complejidad de esta norma -en la que han intervenido más de una decena de ministerios- para admitir que "es muy ambiciosa y sabemos que no va a ser perfecta". Por eso, ha apelado a la participación del ecosistema en el proceso de consulta pública abierto actualmente para pulir los detalles más polémicos.

Discursos que, como pueden percibir, comparten líneas maestras. Todos menos el protagonizado por Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Hacienda, Economía y Empleo de la Comunidad de Madrid. Cual nota discordante, el político del PP ha optado por unas líneas mucho más genéricas al apelar a cuestiones como que "el emprendimiento y la innovación llevan implícito un mínimo de libertad para encontrar soluciones imaginativas". Fernández-Lasquetty ha apelado a "evitar el miedo al cambio, los obstáculos regulatorios o los impuestos" que lastran a los innovadores. 

Una oda "en contra de la hiperregulación" que no concretó más allá, pero que obtuvo réplica inmediata por boca de Carme Artigas: "Con la desregulación siempre ganan los mismos, los más grandes, y se incrementan las brechas y desigualdades. Lo ideal es la regulación inteligente, que no mata la innovación pero también evita estos riesgos".