Cada vez hay más pantallas en espacios físicos y en diferentes entornos empresariales. Es la era de la digitalización, pero ¿qué contenido se visualiza en ellas?, ¿cómo se crea ese contenido? La pyme tecnológica española nsign.tv trabaja para firmas como IKEA, EA Sports, Huawei, Volkswagen, Domino's Pizza, Port Aventura, Filmax, Coca Cola European Partners, Banca March o Haribo, entre otros para dar el salto en la comunicación digital.

Noticias relacionadas

Su tecnología es capaz de integrar toda la cartelería digital de un retail, desde la gestión de un turno en una tienda, su fila única con distancia social hasta el aforo de un espacio, con módulos para dar más productividad a la pantalla, por ejemplo, para crear contenido específico para los empleados de una línea de producción en una industria en materia de prevención o seguridad.

El reto es ayudarles a aprovechar las pantallas digitales que ya existen en los retails para que sean el soporte de nuevo contenido de la marca, es lo que Toñi Viñals, CEO de nsign.tv, llama “productividad de pantalla para dar más de un mensaje a la vez”. “Si en una pantalla solo se muestra el aforo se está desaprovechando el soporte, porque también podrás mostrar información de valor del entorno, del centro”.

A través de esta plataforma, al modo de una especie de ‘spotify’, las marcas pueden crear diferentes canales de comunicación digital para generar contenido propio con plantillas y recursos: ya sea para empleados, para las plantas de producción, para salas de espera, para los diferentes espacios de los hoteles…

En muchos establecimientos estas pantallas se utilizan a partir de un USB donde está volcado el contenido que se quiere transmitir. Este sería el caso de una pantalla desaprovechada, afirma Viñals. Si estuviera conectada a la plataforma de nsign.tv, por ejemplo, se podría incorporar un lector de código de barras y aprovechar así esa pantalla que ya existe para dar otro tipo de información de valor al usuario final.

El salto de la consultoría a crear tecnología propia

El reto es que los departamentos de Marketing y Comunicación de las empresas puedan centrarse en “pensar el contenido, en qué comunicar, y olvidarse del cómo hacerlo porque ya tiene la herramienta”. A diferencia de los CRM y los CMS que hay en el mercado, asegura Viñals, se trata de una plataforma diseñada para ser usada por personal no técnico.

La idea de negocio surgió en 2006, después de años trabajando en la consultoría tecnológica, al detectar que en el retail tradicional se seguía invirtiendo mucho en el uso del papel y en soportes físicos y no se estaba dando el salto a la digitalización de los espacios. Así nació Netipbox Technologies, de la que en 2018 se creó como spin off nsign.tv.

Tras años de experiencia centrados en comunicación digital con tecnología de terceros, Viñals explica que, en esos primeros años, antes de crear nsgin.tv, “la tecnología no estaba preparada para ser empleada por usuarios finales” porque, en esos momentos, “aún tenía que ser usada por técnicos o por el departamento de Operaciones”.

“Queríamos desarrollar un producto usable por el cliente final, eliminar barreras en la cadena de transmisión”. Esto fue los que le llevó a desarrollar una plataforma a modo de producto mínimo viable (MVP por sus siglas en inglés), que acabaría siendo el actual nsign.tv.

De hecho, Viñals destaca que cada vez se están creando más canales corporativos: “Las empresas quieren comunicar más y mejor a sus empleados”. Además, señala que con la Covid es un mercado que está creciendo mucho.

“Puedo dar inteligencia a los contenidos, porque al ser capaz de detectar horas valles y picos de demanda, se pueden realizar reglas de negocio para destacar más un producto que otro”. Por ejemplo, en hostelería, al conocer en qué momentos la cocina está con un pico alto de trabajo en las pantallas se pueden promocionar aquellos productos que menos elaboración requieren.

Internacionalización

De hecho, el CEO de esta startup apunta que una de las principales ventajas de esta tecnología es su escalabilidad. “Cubrimos todo el customer journey de nuestros clientes: podemos empezar por los que ya tienen pantallas y las gestionan con un USB y les ayudamos a digitalizarlo en la nube”.

Viñals añade que el siguiente paso sería abordar mayores necesidades de digitalización, como las que requiere Ikea o la cadena mexicana de cines Cinepolis (la cuarta más grande del mundo). “Aportamos el máximo valor porque desde una única plataforma distintos departamentos pueden crear diferentes canales y gestionarlos ellos mismos”, sin necesidad de ayuda técnica y con una gran automatización.

Ahora ya cuenta con una gran cartera de clientes y una expansión internacional: cuentan con sede en EEUU, país donde gestiona más de 600 pantallas, mientras que en México y el resto de Latinoamérica trabaja con más 3.000.

Asimismo, también ha dado el salto a África: su tecnología se ha instalado recientemente en IKEA Marruecos, Morocco Mall en Casablanca (el centro comercial más grande de África) y Coca Cola Ecuatorial (la embotelladora de Coca Cola en parte de este continente).