Vivimos en la era del aprendizaje permanente, el lifelong learning. La irrupción de las nuevas tecnologías en nuestras vidas y en el sistema económico nos lleva a entrenar diferentes habilidades y a mejorar el conocimiento que tenemos sobre nuestros oficios impulsados por las nuevas herramientas tecnológicas en muchos casos.

Noticias relacionadas

La vida debe ser una continua educación”. Esta cita del escritor francés Gustave Flaubert debe aplicarse tanto al ámbito personal como al profesional. La formación continua en la empresa es sinónimo de satisfacción laboral, alto rendimiento y productividad.

El mercado reclama soluciones accesibles, sencillas y completas para llevar a cabo esta tarea formativa. La firma MIG Embryonic, propiedad del grupo MIG, ha desarrollado una nueva plataforma de formación online que gracias a la inteligencia artificial y el machine learning facilita “una formación accesible, escalable y multiformato que permita adaptarse rápidamente a una demanda formativa concreta”, señala a D+I su director ejecutivo, Sergio Gutiérrez.

Se llama OGMIOS LXP y está pensada para “ofrecer una experiencia formativa única y personalizada a partir de unos algoritmos que aprenden del usuario mientras este va avanzando en su formación, sugiriendo nuevos itinerarios formativos que desarrollen sus capacidades”.

El confinamiento provocado por la pandemia de la Covid-19 ha obligado a que la formación, los eventos o las reuniones comerciales se transfieran al ámbito online. “Hemos detectado entre las empresas que trabajan con nosotros que en muchas ocasiones para programar un evento corporativo deben acudir a múltiples plataformas”, afirma el directivo de MIG Embryonic.

El Netflix de la formación

Para responder a esta demanda “nos propusimos integrar en una misma plataforma todo lo que las diferentes soluciones ofrecen hoy por hoy. Y ahí nace el core del LXP” (Learning Experience Platform), la nueva plataforma formativa “en la que los usuarios pueden acceder, navegar por estas categorías formativas y consumir el contenido cómo y cuándo ellos quieran como hacemos con las series en Netflix o HBO”, explica Sergio Gutierrez.

Una de las grandes ventajas de esta nueva herramienta es que permite crear “un ‘ecosistema formativo’, ya que el sistema permite que todas las consultas, dudas, adaptaciones o aclaraciones se conviertan en una base de conocimiento para todo el mundo”. De esta manera, “se enriquece el contenido y se produce una transferencia de conocimiento que redunda en una mejor experiencia para el usuario”.  

Los avances de aprendizaje de los usuarios a través de OGMIOS LXP se almacenan en el cloud, “lo que empodera al administrador permitiéndole una gestión absoluta de las formaciones y los perfiles, la monitorización de datos y la elaboración de métricas integradas con Google Analytics y Google Data Studio”, puntualiza.

Para mejorar en la toma de decisiones estratégicas (nuevos formatos de consumo, tipología de contenidos, profesores con mayor engagement o productos con más valor para el usuario) "ofrecemos la posibilidad de determinar hasta 69 indicadores clave de los usuarios: desde su posición laboral, años de experiencia, marcas de interés… insights necesarios para hacer estrategias de marketing".

"La plataforma permite que cada interacción que hace un usuario, cada visualización de una formación, cada examen, … todo queda registrado. Se consigue un conocimiento trasversal del usuario", explica el director ejecutivo de MIG Embryonic.

No se trata tan sólo de crear una plataforma de formación, “sino de acompañar a las empresas en su camino hacia la mejora del talento y del conocimiento de los usuarios. OGMIOS LXP ayuda a definir todas las fases del ciclo formativo a través de sesiones de consultoría para alinear intereses y objetivos, actualizar la formación de forma continua y comunicar internamente el proyecto”, insiste Gutierrez.

Una experiencia customizada

El sistema permite elegir entre los contenidos que se ofrecen, solicitar la creación de contenidos ad hoc para cada empresa o incluso vincular los contenidos formativos de la empresa a esta nueva solución.

“Nosotros ponemos la herramienta, la solución tecnológica, para que cualquier cliente pueda implantarla como solución formativa, incluyendo los patrones de consumo que a nuestros clientes les interesan para generar sus propias acciones de marketing”, detalla el responsable de esta startup.

Una plataforma que permite adaptarse a las necesidades de sus clientes para mejorar la oferta que se conoce en el sector. “Las plataformas conocidas hasta ahora llevan muchos años en el mercado y se han quedado obsoletas tecnológicamente hablando y son poco amigables en cuanto a la operativa”, señala Sergio Gutierrez.

Así, añade que su servicio, además, ofrece “un marketplace donde el usuario tiene la posibilidad de generar cross selling contratando servicios o comprando productos sin salir de la plataforma”.

El mundo universitario, el de la formación profesional, así como los sectores de banca, farmacéuticas o seguros ya se han interesado por esta nueva herramienta. “Imagina, para el sector de los seguros, que trabaja con una extensa red de corredores, la plataforma les permite formar a mucha gente en un mismo momento sin tener que recurrir a grandes eventos o congresos. En un tiempo récord, y con unos costes muy contenidos puede formar a sus trabajadores en un determinado producto y conocer, al mismo tiempo, donde están los posibles fallos en su comunicación”.

Sergio Gutierrez insiste en que se trata de una plataforma SaaS (software as a service) en un nuevo ecosistema digital. En la actualidad trabajan ya para dotar a esta herramienta tecnológica de realidad aumentada para incorporar tecnologías inmersivas a la formación.