Una fake news o noticia falsa puede dañar mucho la imagen de una empresa y su marca, con los consecuentes efectos en los resultados económicos de la compañía. Pero ¿cómo puede borrarse la huella digital para limpiar su reputación online? Para dar solución a este nuevo problema empresarial en la era digital la startup Remove ha desarrollado una herramienta para lograr “la desindexación de enlaces perjudiciales en buscadores”, así como para posicionar aquellos reputacionales.

Noticias relacionadas

“Cuando ofrecemos borrado de huella digital nos referimos a la eliminación de datos personales, noticias falsas u obsoletas, o el cuidado de reseñas. En general, el tratamiento de cualquier contenido que pueda ayudar a la protección y cuidado de la imagen de personas y de empresas en Internet”, explica Alejandro Abascal, fundador y CEO de Remove.

Así, el ‘desposicionamiento’ es el servicio más demandado entre los clientes de esta startup. Esta técnica consiste en “desplazar noticias negativas a páginas donde su visibilidad es nula”. En el sector, aseguran desde esta empresa, “no hay ninguna otra compañía que alcance los resultados que da Remove, por lo que las peticiones de servicio llegan desde distintos países”.

Por ejemplo, Abascal relata que una compañía del sector salud “sufrió una pérdida del 30% de ventas por una crisis reputacional originada por opiniones de un blog, posicionado en primera página. Nuestro trabajo ha permitido solventar esa crisis y que los ingresos vuelvan a aumentar”.

"Internet se ha convertido en la gran 'caja de Pandora' que todo lo recuerda y lo almacena, tanto lo verdadero como lo falso. Lo actual y lo pasado. La reputación en internet es algo que nos puede llegar a afectar a todos: desde a un funcionario a un emprendedor; desde un pequeño negocio de fontanería a una multinacional. Todos hacemos uso de internet para tener más información, pero no siempre la información que aparece es verdad ni beneficiosa para nuestro objetivo", destaca Borja Martín de la Torre, Chief Operation Officer (COO) de la compañía

En Remove reconocen que “desear más información por parte del consumidor siempre es bueno, pero el problema está en si lo que encuentran es verdadero”. En concreto, señalan que su experiencia con clientes es que “mucho de lo que se dice de ellos no es cierto y tiene una repercusión negativa inmediata en sus ingresos”.

Su herramienta permite la eliminación de enlaces perjudiciales, su ‘desposicionamiento’ y la generación de enlaces reputacionales en un margen de entre 15 y 90 días, en función de cada proyecto. 

Así, Remove ofrece sus servicios en un doble itinerario: por un lado, legal, a través del asesoramiento y requerimientos pertinentes, y, por otro, tecnológico, “gracias al know-how profesional y a los innovadores procedimientos técnicos empleados”. 

Proteger la marca

El peso de los intangibles en el valor empresarial de las compañías no ha parado de crecer en los últimos años, hasta “suponer cerca del 80% del valor total” corporativo. Esta realidad empuja a que las empresas se preocupen más por la huella digital y concentren sus esfuerzos en “proteger la marca de amenazas y falsos comentarios que afectan directamente a la rentabilidad empresarial”, señalan desde Remove.

“Vivimos en plena economía digital, la reputación online es un activo que ya no se puede dejar a la deriva; todo lo que se diga de ti o de tu empresa, verdad o mentira, impacta de lleno en tu cuenta de resultados, por lo que saber gestionar, medir y controlar esa conversación es esencial para la viabilidad de cualquier proyecto”, analiza Abascal.

El perfil de su cliente es heterogéneo, pero poseen una característica en común: “Son empresas y entidades preocupadas por cómo afectan a sus resultados las fake news y las crisis reputacionales”, afirma Martín de la Torre.

Trayectoria

El origen de la empresa está en la unión de la experiencia de sus dos fundadores. Abascal, con más de 10 años de trayectoria en márketing digital y con consultora propia, y Martín de la Torre, que posee un recorrido profesional de más de 12 años en finanzas y proyectos en España y países latinoamericanos.

Para ambos, la relación entre reputación y resultados “es ya innegable”: a las empresas y a las personas les afectan su imagen y la información en la red fluye muy rápido, “sobre todo la negativa y la perjudicial”, añade Abascal.

De hecho, la globalización de internet ha hecho que en el año de vida de la empresa, aunque el mercado más desarrollado haya sido el de España, ya se hayan cerrado importantes colaboradores en algunos países de Latinoamérica, puntualiza Martín de la Torre.  

La cartera de clientes con la que cuenta la startup es diversa y va desde grandes compañías a pymes, de distintos sectores como el financiero, el legal o el sanitario. Del mismo modo, trabajan para figuras del sector político y grandes empresarios.