Ocho de cada 10 españoles afirman que podrían mejorar su sonrisa, pero el coste del tratamiento es la principal barrera para empezar este tratamiento dental, según los estudios de SmileDirectClub. Para reducir esta brecha, esta compañía estadounidense apuesta por la impresión 3D para fabricar sus alineadores dentales y así reducir el coste final hasta en un 55%, explica a D+I su presidente del área Internacional, Kay Oswald.

Noticias relacionadas

"Comparada con los procesos tradicionales, la impresión 3D nos permite optimizar costes y trasladar este ahorro a nuestros clientes", asegura Oswald. Gracias a la fabricación aditiva, en la actualidad fabrican una media de 40.000 alineadores al día, es decir, uno cada seis segundos, en una flota de más de 60 impresoras 3D de última generación de HP. Además, esta planta de fabricación aditiva es capaz de producir alineadores dentales personalizados y libres de BPA (el compuesto químico Bisfenol A).

"Utilizamos la innovadora y rompedora tecnología de impresión 3D y data intelligence de HP para llevar nuestra productividad, calidad y previsibilidad de fabricación a niveles sin precedentes", destaca el responsable de Internacional.

El reto es implementar "la impresión 3D para crear productos personalizados a gran escala". Oswald puntualiza que cada tratamiento es personalizado para cada cliente, por lo que incide en que "un volumen así de productos individualizados no sería posible a un precio tan asequible sin la impresión 3D".

Este proceso de fabricación aditiva forma parte de la plataforma medtech (tecnología médica) y de la apuesta por la teleodongología de esta firma. "A través de nuestra plataforma, cada dentista puede revisar y supervisar el proceso e información de sus respectivos pacientes de forma remota, del mismo modo que si lo hiciera en persona: alineación de la mordida, salud periodontal y revisiones virtuales regulares, entre otros", subraya Oswald.

Este fue uno de los motivos para fundar esta compañía, recuerda Oswald. "Lograr que un cuidado bucal de primera calidad, asequible y conveniente fuera accesible para todos", ya que en EEUU "el 60% no tiene acceso a un ortodoncista". Así, descubrieron que, para conseguir este objetivo, la clave estaba en aplicar tecnología y desarrollar la telemedicina.

La estrategia de esta firma, que acaba de aterrizar en España en octubre de 2020, es lograr que "el acceso a la atención ortodóntica sea más asequible y accesible para todos", pero con un tratamiento "seguro, efectivo y monitorizado" por dentistas y ortodoncista. "La innovación es parte de nuestro ADN", puntualiza Oswald.