La frase no deja lugar a dudas. "La administración, por ser garantista, es excesivamente burocrática y no siempre se adecúa a las necesidades de los tiempos. Necesitamos cada vez más flexibilidad y adaptación a las nuevas realidades y aunque se ha avanzado mucho durante la pandemia o en situaciones como la actual nevada, con el teletrabajo y las clases telemáticas en los centros educativos hay mucho que mejorar".

Noticias relacionadas

El entrecomillado es de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y denota cierto realismo con respecto a lo que hoy en día son las administraciones públicas con respecto a la tecnología y la digitalización. Pero también evidencian el compromiso de querer que la situación progrese.

La lideresa madrileña pronunció estas palabras este miércoles en el marco de la presentación de un proyecto llamado Factoría Digital y ante medio millar de agentes especialistas en tecnología e innovación.

El objetivo de esta iniciativa es, precisamente, contar con la colaboración de la iniciativa privada para que la Comunidad de Madrid llegue a ser una Administración 100% digital.

Igual que reconoció que todavía hay mucho que mejorar, la presidenta madrileña recalcó que Madrid ya es un referente en este campo. Eso sí, "quiero que sea la región mejor digitalizada, no del sur de Europa sino de Europa". 

Así es el proyecto

En este sentido, la Factoría Digital es una iniciativa que nace con la vocación de seguir avanzando para que la administración madrileña sea cada vez más cercana y ágil. Se trata de una apuesta por la innovación, incorporando para ello las tecnologías más avanzadas para lograr una relación fluida, rápida y sencilla con los ciudadanos, a través de cualquier dispositivo y sin perder cercanía y humanidad en el proceso, según informa la Comunidad de Madrid en un comunicado.

La jornada de este miércoles sirvió para presentar la iniciativa a todo el sector tecnológico y explicar de qué manera podrán formar parte del proyecto. Todas las empresas interesadas en adherirse a esta iniciativa deberán presentar sus ofertas conforme a los pliegos que publicará en los próximos días la Agencia para la Administración Digital de la Comunidad de Madrid, Madrid Digital.

El proyecto contará con una duración inicial máxima de cuatro años, dos años prorrogables, y un presupuesto estimado superior a los 16 millones de euros, que se podrá ampliar en función de las necesidades.

Laboratorio de ideas

La Factoría Digital incluye también la creación de un Laboratorio de Ideas que canalizará las mejores prácticas y soluciones innovadoras que las empresas y los emprendedores de la Factoría Digital puedan desarrollar. De esta forma, se podrá adjudicar directamente el desarrollo de una solución cuando cumpla con tres características básicas: sea innovadora de base tecnológica, no exista una alternativa equivalente en el mercado y cubra una necesidad pública. 

El Laboratorio de Ideas fomentará la innovación y protegerá los derechos de propiedad intelectual de la empresa que presenta un servicio o desarrollo que no tenga equivalente en relación calidad-precio en el mercado.

Por otra parte, todos los que formen parte de Factoría Digital podrán participar también en el Centro de Innovación Digital de la Comunidad de Madrid Digitaliza Madrid, que se ha puesto en marcha recientemente y que tendrá su sede física, desde finales de año, en la calle Embajadores de la capital.

Un año clave

El uso de la tecnología está siendo fundamental estos últimos meses marcados por la pandemia a la hora de dar una rápida respuesta a situaciones complejas que no tenían precedente.

En este sentido, el gobierno regional ha adquirido y distribuido desde Madrid Digital más de 70.000 dispositivos, la mayoría de ellos ordenadores portátiles, y 170.000 licencias de herramientas colaborativas y de trabajo en remoto para los empleados públicos de la Comunidad de Madrid que han realizado una media de casi 1.000 vídeo-reuniones al día.

También en 2020 se han recibido más de 1.400.000 solicitudes electrónicas de distintos servicios por parte de los ciudadanos, lo que representa un 44% más que en 2019; se han gestionado más de 425.000 expedientes electrónicos, lo que supone un incremento del 61%; y se han efectuado más de 725.000 notificaciones electrónicas, un 59% más.