Entrada del centro de producción de Netflix y del Grupo Secuoya.

Entrada del centro de producción de Netflix y del Grupo Secuoya. Secuoya.

Comunidad de Madrid

Tres Cantos, el secreto del pueblo que conquistó a Netflix (y a Movistar, a Siemens...)

Grandes compañías tecnológicas eligen crecer en el parque tecnológico del municipio más joven de Madrid. Su alcalde trata de explicar el éxito.

3 enero, 2021 03:16

Noticias relacionadas

Imaginen una coctelera a la que llamaremos Tres Cantos -municipio de poco más de 50.000 habitantes al norte de la Comunidad de Madrid-. En ella vamos a añadir en primer lugar un dato a modo de ingrediente exótico: el próximo mes de marzo, cumplirá 30 años como pueblo, lo que le convierte en el más joven de los 179 de la región. 

El siguiente aderezo tiene que ver con su riqueza. Tres Cantos se sitúa entre los municipios más ricos de España en relación con la renta media anual por habitante. Según datos de la Agencia Tributaria, ocupa la posición 32 en el ránking nacional, con 41.423 euros de renta bruta por habitante -con un crecimiento sostenido, por cierto, desde hace cuatro años-. 

Es aconsejable que los dos ingredientes anteriores se remuevan bien con un tercero: más del 60% de la población cuenta con estudios medios o superiores.

Con una pizca de intervención política desde el Ayuntamiento en materia fiscal, sería suficiente para regular los diferentes sabores.

Ya casi lo tenemos listo. Faltaría un toque de madurez final. Apunten: de los 179 municipios de la Comunidad de Madrid, Tres Cantos era en 1998 el cuarto con la media de edad más joven (30 años, por los 38 de media en la región); dos décadas después, la localidad ha acortado esta brecha, al subir a una media de edad de 39,29 años por los 41,81 de media en la región.

Llega el momento de agitar la coctelera para que mezclen bien esas jóvenes infraestructuras urbanas, esa madurez social creciente, ese notable nivel académico y esa riqueza per cápita. Al servir, preferentemente con el vaso medio lleno como homenaje a quien siempre se muestra optimista, nos daremos cuenta de que hemos dado con la fórmula perfecta para paladear una experiencia única.

Esa experiencia única, en el caso de Tres Cantos -y dejando de lado ya la analogía- se llama Parque Científico y Tecnológico de Madrid y alberga a 3.000 empresas que generan más de 36.000 puestos de trabajo en sectores de alto componente tecnológico.

320 hectáreas de terreno

"Si una ciudad integra un modelo productivo al alcance de sus vecinos, un modelo competitivo y respetuoso con el entorno, con calidad en el diseño y accesible está proporcionando bienestar y un factor de adhesión entre los vecinos; una ciudad joven como la nuestra tiene que aceptar los retos que proponen la investigación, el desarrollo y la innovación", concede el alcalde, Jesús Moreno, como explicación a esa eclosión.

El alcalde, Jesús Moreno, en uno de los accesos al parque tecnológico.

El alcalde, Jesús Moreno, en uno de los accesos al parque tecnológico.

El paseo por el parque tecnológico no es breve. Si sumamos su extensión con la del polígono industrial, tenemos ante nosotros 320 hectáreas de terreno. Todo se empezó a planificar en 1985 a cargo del Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE), cuando Tres Cantos, que había sido diseñada sobre un papel a finales de los 70 para descongestionar Madrid, era solo una pedanía de Colmenar Viejo.

Normon, Nivea, Glaxo Smithkline, Aciturri, Sener, Repsol, Thales Alenia, RSI, Movistar, Siemens, Michelin, Abertis o Danone son algunas de las compañías instaladas aquí. No haría falta, seguramente, decir nada más para explicar el potencial de la zona.

El alcalde tricantino recalca que más allá de los ingredientes socioeconómicos citados al inicio del artículo, el secreto está en que "confiamos en un modelo estructural de competitividad en el que todo interviene para mejorar y en el que promovemos desarrollo y hacemos ciudad. Desde esa base, el futuro se construye generando una identidad de marca".

En esta línea, añade Jesús Moreno, "desde hace unos meses hemos puesto en marcha el Hub de Tres Cantos para ir al encuentro de los potenciales inversores.

En resumen, hay ciudades de 50.000 habitantes (o incluso de menos) que presumen de tener un equipo de fútbol en Primera División; otras, como Tres Cantos, intenta hacer marca con la innovación y la tecnología. 

Le preguntamos al alcalde qué debe hacer una ciudad de tamaño similar a la suya si quiere desarrollar un modelo idéntico.

"Debe facilitar el acceso de las grandes empresas y a las pymes que contribuyen a su producción, tener un modelo fiscal contenido, crear un entorno social amable, disponer de servicios de vanguardia para vecinos y empleados...", dice Moreno.

Y no esconde qué grado de responsabilidad tiene un alcalde en todo lo anterior: "Nos corresponde a las Administraciones Públicas generar el entorno global competitivo capaz de hablar, a la vez, de economía, de educación, de accesibilidad, de calidad de vida y de confort. Y eso es hablar de un progreso justo con las personas como valor esencial de sus políticas".

Congelación de impuestos

En el caso particular de Tres Cantos, su máximo responsable municipal recuerda que "llevamos siete años con los impuestos, tasas y precios públicos congelados. Eso, de facto, es una reducción real de la carga impositiva. Si a ello le añadimos que, siendo el municipio más joven de Madrid, hemos reformado la ciudad de manera casi completa en menos de tres decenios, lo que estamos proponiendo es una ventaja competitiva global y un lugar en el que la gente anhela vivir".

Mientras el alcalde insiste en que en el parque "tenemos empresas farmacéuticas, aeroespaciales, de seguridad informática o de telecomunicaciones", llegamos a una de las joyas de la corona. Siete letras que, unidas, lo explican todo: Netflix.

Desde hace un año, la zona alberga uno de los centros de producción audiovisual más grandes del mundo, con 140.000 metros cuadrados. El gigante audiovisual, que opera en colaboración con Secuoya y el Grupo Planeta, ha elegido Tres Cantos y, cómo no, eso va a tener consecuencias.

"Sin duda", afirma el alcalde. "La apuesta del Grupo Secuoya viene de la mano de la implantación de la Universidad del Grupo Planeta dentro del proyecto Madrid Content City. Este centro de operaciones va a necesitar de los servicios de empresas complementarias. Madrid Content City acogerá a más de 10.000 personas con intereses diferentes en un punto en común: el entretenimiento y la formación en técnicas audiovisuales. Es un reto y una oportunidad que no vamos a dejar pasar", concluye.

El paseo está concluyendo y esa última frase relacionada con la vocación de Tres Cantos como agente de atracción de talento obliga a preguntar cómo puede favorecerse desde un ayuntamiento ese fenómeno.

El alcalde explica que lógicamente hay que tomar ciertas decisiones, como las de promover viviendas protegidas a precios asequibles, la construcción de residencias para los estudiantes de la futura Universidad del Grupo Planeta, la reclamación de una segunda estación de Cercanías que mejore la conectividad...

Pero tiene muy claro que esta ciudad "se edificó por la apuesta personal de familias que llegábamos de otros lugares". Y hoy "nuestros jóvenes son los herederos de aquellas personas que estaban vinculadas a la Universidad, a la función pública o a la investigación, por lo que contamos con una población culta, comprometida e identificada con el modelo de ciudad".

Y es en este punto cuando nos damos cuenta de que al cóctel aún le faltaba un ingrediente para rozar la excelencia: "Aunque el talento llega de fuera por el poder de atracción de Tres Cantos, el talento también reside aquí".