Regiones de Italia, Lituania, Países Bajos, Irlanda, Polonia y Finlandia comparten con Extremadura el proyecto Passpartool, nacido en 2019, impulsado por la Agencia Regional de Tecnología e Innovación de Puglia (Italia) y financiado por Interreg Europe de la UE y que se alinea con sus parámetros de desarrollo a futuro.

Noticias relacionadas

El objetivo de este programa es mejorar la capacidad de las administraciones públicas para desarrollar políticas eficientes que apoyen los procesos de innovación no formal, suave y abierta en los actores regionales, con un enfoque en la innovación social.

A este tipo de políticas basadas en la innovación social, conocidas con el nombre de soft innovations, contribuye el territorio extremeño con una serie de proyectos relacionados con la problemática del empleo juvenil y con la sostenibilidad.

Los diversos foros y actividades organizadas a través de Passpartool sirven como banco de intercambio de iniciativas entre los miembros, de manera que cada una de las iniciativas locales se puede alimentar de las aportaciones de otros territorios.

El empleo juvenil, como quedó demostrado en unas jornadas en el mes de enero, es una de las máximas preocupaciones.

En este sentido, FUNDECYT-PCTEx, el centro tecnológico extremeño que da voz a la opinión de Extremadura en Passpartool, es el encargado de coordinar acciones conjuntas de este programa en colaboración con otro, Raise Youth.

Este programa Raise Youth desarrolla un modelo de autoempleo para jóvenes con un enfoque principal en la edad de 25 a 29 años basado en la agroindustria sostenible en las regiones rurales de la UE.

Representantes de ambos proyectos tuvieron la oportunidad de debatir sobre el enfoque de Raise Youth, partiendo de la premisa de que en las zonas rurales los llamados ninis no tienen un mercado laboral al que integrarse, pero tienen potencial de mancomunación de recursos en formas socialmente innovadoras para el autoempleo y el enfoque empresarial.

Al desarrollar una innovación social, "se pueden crear y cubrir nuevos puestos de trabajo, utilizando principios de desarrollo sostenible en la agroindustria, especialmente el turismo rural, que es un multiplicador del empleo y el desarrollo económico", indican fuentes del proyecto.

La actividad no cesa

Ya más recientemente, también Extremadura acogió hace unos días una visita de estudio con el resto de miembros en los que se analizaron las propuestas de esta región española.

Así pues, representantes de los países miembros de Paspartool han estado conociendo instrumentos extremeños que impulsan la innovación en el ámbito de la cultura y la creatividad que pueden ser transferidos a otros países.

En el marco de la visita, la Universidad de Groningen, una de las más importantes de los Países Bajos, organizó una mesa de debate en torno a las marcas regionales de valor cultural y políticas de recuperación tras la Covid desde la cultura y la creatividad.

Uno de los proyectos presentados por Extremadura lo capitanea el Ayuntamiento de Cáceres.  Participa activamente en el programa con iniciativas como el Centro de Conocimiento Aldealab, infraestructura para el desarrollo desde el uso intensivo de tecnologías de la información y la comunicación, y que cuenta con una serie de espacios singulares concebidos y diseñados para el desarrollo de acciones relacionadas con el emprendimiento y la innovación.

La Cámara de Comercio de Badajoz, a su vez, presentó el proyecto de cooperación hispano-lusa IBERICC GLOBAL, que permite a la región promover la internacionalización de Industrias Culturales y Creativas (ICCs) en territorios transfronterizos de España y Portugal a través de la cooperación empresarial y de la implementación de nuevos modelos, herramientas digitales y estrategias para el sector.

También participó la Universidad de Extremadura con el Proyecto Mosaico, iniciativa social para la restauración del paisaje destinado a revertir el abandono de las zonas rurales y de montaña; y la Cátedra de Innovación, que analiza la situación de las empresas extremeñas en materia de innovación.

La cooperativa social y sin ánimo de lucro 'Wazo Cooperative’ que trabaja en generar impacto y desarrollo en las zonas rurales; el sistema de monitorización de la Estrategia de Especialización Inteligente de Extremadura; la Ley de Sociedades Cooperativas de Extremadura; o la herramienta para la elaboración de planes de empresas sociales de la Dirección General de Empresa, entre otras, también se dieron a conocer durante estos días.

Todos estos proyectos, que se cuecen a fuego lento y seguramente si llevarse grandes titulares, están concebidos para generar soluciones que son de vital importancia en el desarrollo de estos territorios. Y en ellos, la innovación cobra un papel clave.

La innovación en Extremadura

Tan importante es la innovación en Extremadura que la administración autonómica ha creado recientemente el Digital Innovation Hub (DIH), como "uno de los pilares fundamentales de la nueva política europea de digitalización y una nueva herramienta a disposición del tejido empresarial extremeño".

El DIH Extremadura (Tech4E) se constituye como "ventanilla única" de servicios de formación para mejorar el uso de las tecnologías digitales, servicios tecnológicos de I+D+i para el desarrollo de planes de digitalización adecuados y servicios de desarrollo de negocio para rentabilizar las inversiones que se realicen.

En este sentido, Rafael España, consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, ha explicado que la región, tal y como se contempla en su Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente (RIS3), "quiere ser un gran laboratorio vivo para el desarrollo y validación de tecnologías que ayuden a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y el aprovechamiento industrial de los recursos naturales de la región".

Así, ha añadido que las estrategias contempladas en la RIS3 de Extremadura y Extremadura 2030 de Economía Verde y Circular "cuentan con esa marcada especialización en tecnologías relacionadas con la eficiencia en el uso de los recursos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos".

De esta manera también se busca mejorar la competitividad de las empresas, al tiempo que cuida la sostenibilidad ambiental y contribuye al cambio del modelo económico y, todo ello basado en los recursos y capacidades del Sistema Extremeño de Ciencia, Tecnología e Innovación.

El DIH de Extremadura es una iniciativa de trabajo en red coordinada por FUNDECYT-PCTEx, sin fin de lucro, y en la que participan un total de once entidades.

Estas entidades son las diputaciones de Badajoz y Cáceres; la Universidad de Extremadura; la Fundación Computaex; la Asociación Empresarial Extremeña de Tecnologías de la Información y la Comunicación; el Clúster de la Energía de Extremadura; el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura; FEVAL Centro Tecnológico; y las cámaras de comercio de Cáceres y Badajoz.