En su primera comparecencia ante la comisión de Políticas Digitales y Territorio del Parlamento catalán, la víspera de San Juan, Jordi Puigneró, conseller de Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat de Cataluña, ya dejó claro lo que pretende conseguir su negociado durante la legislatura: la revolución digital "será el nuevo ascensor social de este país".

Noticias relacionadas

Por eso "Catalunya tiene que liderar campos como el de la ciberseguridad, el blockchain, el 5G o la inteligencia artificial". Una de sus prioridades es finalizar con el despliegue de la fibra óptica a todos los municipios catalanes, que tiene que permitir "poder vivir y trabajar desde cualquier punto del país", porque "la digitalización es el quinto poder". Para él, esta será "la legislatura del 5G".

Para conseguir los objetivos, Puigneró incluirá una partida presupuestaria en las cuentas de 2022 para desplegar la fibra óptica por doquier, culminar el despliegue del 5G, implementar la conocida como sociedad de alta capacidad de información Gigabit para 2025 y hacer llegar el primer cable submarino a Cataluña.

"No puede ser que nuestro país no disponga de una conectividad de esta dimensión", aseguró. El conseller de vicepresidencia quiere una Cataluña conectada por tierra, mar, aire y el espacio.

Y en este sentido ya ha anunciado el lanzamiento de la próxima "constelación de nanosatélites" para finales de este año y principios del 2022. El siguiente paso en la carrera espacial, después de que el govern lanzara en la anterior legislatura el nanosatélite Enxaneta, con el objetivo de mejorar la conectividad global de IoT (Internet of Things) y la observación de la Tierra.

Su lista de deberes autoimpuestos no acaba aquí. En ella también incluye el compromiso personal de desplegar la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña, creada hace dos años, y convertirla en un "verdadero servicio público", con especial atención a la administración local.

También defiende la movilidad sostenible inteligente basada en la digitalización y la mejora del aeropuerto del Prat, aunando las exigencias tanto de empresarios como ecologistas.

Su carrera profesional y política

Puigneró (Sant Cugat del Vallès, 1974) sabe de lo que habla. Licenciado en Sistemas de Información por la Universidad de Surrey, en el Reino Unido, inició su carrera profesional en Frankfurt (Alemania) como programador en el Deutsche Bank.

En 2001, en su vuelta a Barcelona, se incorporó a IBM como consultor sénior y jefe de proyectos informáticos y de nuevas tecnologías. Entró en el govern en 2013, dirigiendo la políticas TIC de la Generalitat, primero como director de Telecomunicaciones y, desde 2016, como secretario de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital.

Hay quien le sitúa próximo a Carles Puigdemont y también persona de confianza del secretario general de JxCat (Junts per Catalunya), Jordi Sánchez, uno de los presos indultados. Se le considera un hombre de peso del partido en el nuevo gobierno de la Generalitat.

Puigneró asumió las funciones de Políticas Digitales y Administración Pública en 2018. Llevó a cabo proyectos como la carta catalana de derechos digitales, la Agencia de Ciberseguridad, la Estrategia Blockchain Catalunya o el plan de expansión de fibra óptica por el territorio.

En el último periodo de la anterior legislatura, Puigneró impulsó la Estrategia New Space, para fomentar esta actividad en Catalunya, siendo una de las personas clave en el lanzamiento del nanosatélite Enxaneta; y reforzó  el papel del aeropuerto de Lleida-Alguaire y del Observatorio Astronómico del Montsec. 

En el ámbito espacial, presentó el pasado 10 de junio el Tech Tour Space 2021, un programa internacional de apoyo a empresas emergentes europeas del sector del espacio, con el objetivo de fomentar su crecimiento y captar inversiones en esta área. El programa prevé la selección de 45 empresas emergentes, entre las que habrán al menos 12 catalanas, para entrar en este programa de inversión.

La semana pasada, Puigneró decidió reestructurar el departamento, creando cuatro secretarías: secretaria general, de estrategia, de políticas digitales, y de territorio y movilidad. De hecho, este nuevo orden departamental sirvió para dar entrada a la dirección general de Nació Digital y Agenda Urbana, desde la que el ejecutivo pretende trabajar para situar Catalunya en la vanguardia digital.

Esta nueva dirección será la encargada de impulsar políticas de movilidad, mejora urbana en las poblaciones y fomentar la implementación de las tecnologías de la información y de la comunicación. Una agenda ambiciosa para llevar a cabo en cuatro años.