La renovación completa de la cadena de valor del sector del automóvil y del sector de Smart cities es el objetivo de una alianza, Ecomóvil23, en la que participa un total de 38 empresas, tres centros tecnológicos, dos ayuntamientos, uno de ellos Valencia- y una fundación.

Noticias relacionadas

Las empresas e instituciones implican a nueve comunidades autónomas -Comunidad Valenciana, Cataluña, Región de Murcia, Galicia, País Vasco, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra y Aragón- y toda la cadena de valor del sector de automoción.

Las empresas tractoras del proyecto son Faurecia con sus cinco centros de producción y su centro de I+D, ubicado en Paterna (Valencia), Dr. Franz Schneider, Industrias Alegre, Etra y Grupo F. Segura, entre otras.

Las ciudades y Polígonos de Valencia y Paterna serán el banco de pruebas del desarrollo de los modelos de movilidad y su integración en una Smart city.

Ecomóvil23 es una de las alianzas presentadas recientemente como proyecto tractor del sector para captar fondos de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE).

El efecto en cascada de este proyecto, que prevé una inversión de más de 289 millones de euros, generará 615 empleos directos, 3035 empleos indirectos y 6073 empleos mantenidos.

Raúl Natividad, director de AVS Consulting, y gerente tecnológico del proyecto ha confirmado que "Ecomóvil es el proyecto tractor que reúne no solo a la cadena de valor del sector, sino que aglutina empresas y centros tecnológicos de toda España, por lo que responde a la estrategia de proyectos que vertebran todo el territorio nacional sin dejar fuera ningún territorio".

Respuesta ágil

Para Natividad "es importante poner en valor que las empresas tractoras cuentan con centros de investigación y producción en varias comunidades autónomas. El proyecto vertebra la industria de componentes de automoción y da respuesta ágil a las nuevas necesidades de desarrollo e industrialización, especialmente para el coche eléctrico y autónomo".

En el seno de este gran plan tractor se enmarcan hasta 34 proyectos relacionados con las baterías eléctricas, la sensorización del vehículo, la fabricación de componentes, el diseño, el embalaje y los servicios.

En el caso de las baterías eléctricas, Ecomóvil23 pretende la investigación y desarrollo de bancos de baterías inteligentes integrables en microrredes para la carga de vehículos eléctricos, entre otros.

En el caso de la sensorización del vehículo, Ecomóvil23 espera atraer inversión para el desarrollo de sensores para la interacción del vehículo autónomo con la carretera, sensores inteligentes para la monitorización de los usuarios y conductores, o la integración de sensores inteligentes para alertas de seguridad.

El IBV tiene un papel central en el proyecto, al actuar sobre dos líneas prioritarias, los factores humanos de los vehículos, y los nuevos modelos de movilidad.

Los proveedores de componentes que se integran en este proyecto han propuesto proyectos para obtener superficies higiénicas, la sustitución de piezas metálicas por otros componentes termoplásticos o la fabricación de interiores de vehículos con la electrónica integrada -Plastrónica-, entre otros.

Smart City

El proyecto Ecomóvil23 está dirigido a la satisfacción de las necesidades de movilidad en un entorno de Smart City. De ahí que incluya proyectos relacionados con los servicios dirigidos al coche compartido, a la infraestructura de recarga del vehículo eléctrico, a la conectividad e, incluso a la gestión de los residuos.

Para comprobar que todos los proyectos se pueden integrar en un entorno real, Ecomóvil23 cuenta con la participación del Ayuntamiento de València (a través de Valencia Fundación Valencia Activa).

Varias ciudades serán el banco de pruebas para que las empresas e instituciones investigadoras puedan implantar soluciones tecnológicas de modo cooperativo,  y constituirán así campos de ensayo de usabilidad y de funcionalidad.

Ecomóvil23 busca que el sector de automoción español pueda hacer la transición necesaria para afrontar los nuevos retos y busca la transición hacia la digitalización del sector tanto en los sistemas de producción como en el uso de los vehículos.

También busca, en el marco de las exigencias de la Unión Europea, la transición ecológica hacia el vehículo eléctrico y compartido y, sobre todo, hacia ciudades conectadas e inteligentes donde la movilidad urbana esté centrada en la persona.

Este proyecto también cuenta con acciones formativas dirigidas a la capacitación tecnológica de los equipos productivos, así como acciones para incentivar la igualdad de género.

Actualmente, la alianza empresarial se encuentra abierta a la incorporación de nuevos miembros en el ámbito de la conectividad digital y en automoción.