Tras una semana con decenas de mesas y cientos de intervenciones con la movilidad como protagonista, el I Simposio del Observatorio de la Movilidad de EL ESPAÑOL e Invertia ha contado con un último debate de reflexión en el que se han enumerado las principales conclusiones recogidas en las pasadas jornadas.

Noticias relacionadas

En este mesa final han participado María José Rallo del Olmo, secretaria general de Transportes y Movilidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; Alfonso Gil, presidente de la Comisión de Transporte, Movilidad Sostenible y Seguridad Vial de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP); Julián Núñez, presidente de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan) y Miguel Ángel Carrillo, presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

María José Rallo ha sido la encargada de abrir el debate apostando por que "la movilidad va a ser más sostenible y más digital. Esto va a ser una exigencia doble. Tanto para poder captar los fondos de recuperación europeos como por parte de la sociedad española. La gente quiere vivir bien. Que sus necesidades de movilidad estén cubiertas teniendo los servicios a una distancia adecuada". 

La secretaria general de Transportes y Movilidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana cree que "el transporte público tiene que seguir siendo el eje clave de la movilidad. Para ello tiene que ser cómodo y atractivo para los usuarios. Aquí va a ser clave la intermodalidad. El transporte público tiene que convivir con los servicios de última milla. La digitalización va a ayudar muchísimo en esto. Además, tenemos la palanca regulatoria que las zonas de bajas emisiones nos van a dar. Hay que conseguir que las personas vean resueltas sus necesidades con calidad y en tiempo. Y segundo que la habitabilidad de las ciudades aumente". 

Alfonso Gil por su parte ha lanzado un mensaje optimista respecto al tono recogido durante estas semanas. "Veo luz en la política. La gente está más alineada de lo que pensaba. La movilidad se ha desmostrado un elemento fundamental en la vida de la gente. Tenemos muchos datos, pero tenemos que hacerlos digeribles para entenderlos bien para hacer las aplicaciones que mejoren de verdad la vida de las personas. El país está preparado".

Desde su punto de vista "el nuevo transporte público ya está aquí. Yo vengo de Bilbao donde el 65% de los ciudadanos se desplaza a pie. El 24% va en transporte público y sólo el 11% va en coche en el interior de la ciudad. La movilidad tiene que ser saludable. Si andamos o pedaleamos viviéremos más y mejor. Hay que volver a contextualizar el coche privado".

En este punto Julián Núñez ha querido enfatizar sobre la historia que España tiene en la gestión de proyectos de movilidad. "Nuestro país tiene una tradición en la gestión de infraestructuras. Tenemos a las compañías líderes en el mundo en gestión de concesiones e infraestructuras. Hacemos frente a factores globales. La población urbana va a seguir creciendo. A la vez vamos a ver un impacto tremendo la movilidad. Ya hay coches 100% autónomos en beta. Esto va a hacer que haya aún más coches. En este contexto el transporte público tiene el reto de hacer atractivo su servicio frente al vehículo privado. Y para eso hacen falta infraestructuras".

El presidente de Seopan ha querido lanzar una alerta. "El coche eléctrico no resuelve la congestión. Soluciona las emisiones. La tecnología va a poner más coches en la carretera porque el transporte autónomo individual va a ser imbatible. Este es uno de los grandes problemas que va a haber que solucionar y la respuesta está en las infraestructuras. Es muy importante pensar cómo recuperar las inversiones en metro, cercanías y el aumento de la capilaridad del transporte público. A los ciudadanos hay que darle opciones y luego el ciudadano decide. Las opciones de tarificación van a poder ayudar a crear modelos dinámicos en las que lo que pagas depende de muchísimos factores".

Por su parte Miguel Ángel Carrillo ha enfatizado en la idea de que "el transporte público es la solución fundamental para asegurar la movilidad sostenible en las ciudades. En este punto va a ser muy importante el diseño de las ciudades, algo que vamos a ver en Madrid con el gran proyecto que vamos a ver en Madrid Nuevo Norte".

El presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos cree que "tenemos que desarrollar además el tema del agua en el desarrollo urbano. Hay que hacer inversiones importantes en las ciudades. Una de las cuestiones a analizar con los nuevos desarrollos es la gestión de la demanda que va a ser clave para descongestionar las horas punta".

La oportunidad del pago por uso

Si un tema ha estado sobre la mesa durante la semana de este simposio ese ha sido el de la necesidad de tarificar el uso de las infraestructuras. En opinión de Rallo "es una de las opciones encima de la mesa. Este debate hay que tratarlo muy bien sin caer en radicalismos".

Una idea en la que ha incidido Alfonso Gil. "Con el pago por uso hay un debate hasta dentro de los propios partidos. Primero decidamos el modelo de ciudad que queremos. Y ahí tendremos una respuesta con la que elegiremos si pago por uso, si aparcamiento de conexión… Hay muchos modelos que ayudan a simplificar la vida del ciudadano".

Julián Núñez ha querido poner sobre la mesa que esos consensos ya se están dando. "En Guipúzcoa tenemos un precedente de consenso político de tarificación a los vehículos pesados donde todos los partidos votaron a favor menos una abstención. El consenso político para estas medidas es clave. Si un ciudadano quiere seguir viniendo en coche a la ciudad igual va a tener que contribuir para cubrir los servicios de movilidad". 

Necesidad de homogeneizar la regulación

Para conseguir estos objetivos, Alfonso Gil ha pedido crear certidumbre legislativa. "Un ciudadano tiene que saber que si compra un coche eléctrico cuáles van a ser los patrones. Tenemos que dar este campo de certidumbre para establecer una serie de buenas prácticas para todos los ayuntamientos". 

Por su parte, María José Rallo ha apuntado la importancia de "no romper el régimen competencial que tenemos en España. La ley de movilidad parte del principio que si no hay consenso no va a salir. Se trata de ser un paraguas jurídico que de certeza a los ayuntamientos y tratar a las comunidades autónomas desde un punto de vista de alineación. Tanto el taxi como la VTC van a tener que convivir".