José Manuel Serrano Quintana, presidente de Correos.

José Manuel Serrano Quintana, presidente de Correos.

Observatorio de la Movilidad

Correos pide reducir los envíos urgentes para minimizar el alto impacto ambiental en emisiones

La empresa postal y Mercasa comparten un proyecto piloto en Sevilla para mejorar la logística en las ciudades.

25 noviembre, 2020 13:40

Noticias relacionadas

En plena pandemia, el aumento de pedidos online ha incrementado el trabajo logístico de las empresas y, por tanto, el impacto de la paquetería urgente en el medioambiente. Algo sobre lo que Correos quiere concienciar y más a las puertas del Black Friday. “Lo que queremos es hacer pensar. Y cada uno, en casa, cuando ejecute la compra sea consciente del impacto pero teniendo toda la información”, ha señalado José Manuel Serrano Quintana, presidente de la empresa pública

Así lo ha asegurado en su intervención en la mesa redonda bajo el título ‘La logística y su papel en la descongestión de las ciudades’ celebrada durante la tercera jornada del I Simposio del Observatorio de la Movilidad organizado por EL ESPAÑOL e Invertia. Una mesa redonda en la que se ha analizado el impacto medioambiental del transporte de mercancías en las ciudades, un cambio hacia una ciudad más sostenible que incluye una adaptación de la logística.

Así, desde Correos piden al usuario reflexionar sobre la necesidad de recibir un paquete de forma tan urgente. ¿Por qué? Porque “en 24 horas el coste climático es más alto que en 72 horas. En 72 horas podemos esperar a llenar un camión”, ha asegurado el presidente de la empresa postal. 

Correos pide reducir los envíos urgentes para minimizar el alto impacto ambiental

La diferencia entre el envío de un paquete urgente en un solo vehículo y esperar a que ese medio de transporte esté completo supone un importante ahorro de emisiones, ya que permite reducir el número de rutas. De hecho, la compañía, que ya ofrece en su web comercial la posibilidad de escoger la opción de ‘Envío Responsable’

Una reflexión que realiza durante una semana en la que el número de pedidos se disparará por el Black Friday y para la que Correos se prepara. “Una vez tienes las previsiones de los clientes tu te dimensionas. Somos capaces de prever con la tecnología de datos incluso por código postal cuánto es el incremento de paquetería”, ha reconocido. 

Y lo dice una empresa que tiene más de 13.000 furgonetas, que han tenido que digerir un crecimiento del 55% de pedidos durante la pandemia y que distribuye el 67% de los paquetes en esa última milla en nuestro país. Además, cada día entregan más de un millón de paquetes. 

Mercasa responsable

Esta misma reflexión también la ha compartido José Ramón Sempere, presidente de Mercasa, empresa pública que gestiona 23 mercados mayoristas en España. “La parte del transporte de alimentación de última milla es compleja y debe ser de las que más problemas de movilidad y contaminación genera en las ciudades”, ha indicado durante su intervención en la mesa redonda. 

De hecho, tal es la preocupación de ambas empresas públicas por el impacto medioambiental, que comparten un proyecto precisamente destinado a rebajar la contaminación. Un proyecto que se retrasó en marzo por el estado de alarma y que finalmente se inició tras el verano.

Este proyecto piloto consiste en llevar a cabo la distribución de fruta y hortalizas procedente de un mayorista con sede en Mercasevilla a varios mercados y fruterías de Sevilla y localidades cercanas usando vehículos isotermos. “Ahora estamos en la fase de evaluación. A principios del año que viene tendremos un modelo de funcionamiento testado para poner en marcha en Sevilla”, han indicado desde Mercasa. 

Un acuerdo que para Correos “no es solo un proyecto de distribución última milla, sino que afecta al modelo de ciudad de futuro porque le cambias la vida al comerciante de proximidad”, ha detallado Serrano.   

Futuro

En este sentido, el futuro de la logística está cada vez más unido a los nuevos modelos de ciudades. Tanto que el presidente de Correos cree que quedan mucho pasos por dar antes incluso del reparto con drones. “En los nuevos desarrollos urbanísticos hay que añadir criterios logísticos”, ha explicado, porque, por ejemplo, en los nuevos edificios se están colocando buzones donde no caben los paquetes

“Arreglemos primero los buzones y luego pensemos en los drones”, ha afirmado consciente que hay mucho camino por delante, pero seguro de que “Correos estará ahí”.