Arturo Criado Eduardo Ortega Socorro

Había colas en los alquileres de coche del aeropuerto”. Con esta frase tan gráfica dibujaba el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el buen comportamiento del turismo en las islas durante el primer fin de semana post estado de alarma. Para ello será esencial el retorno de los turistas británicos. Algo que se espera que ocurra en los próximos días.

Noticias relacionadas

Pese a todo, el ejecutivo regional apuesta este verano por el turismo nacional. El objetivo, según la consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, es mantener la senda de crecimiento del pasado curso, cuando aumentó un 14% respecto al ejercicio de 2019.

Pero recuperar visitantes internacionales también es fundamental. Por ello, Castilla resaltó la necesidad del pasaporte sanitario. “Estamos a favor de cualquier medida que facilite la movilidad” y más teniendo en cuenta que el avión es el medio de transporte por el que llegan los turistas.

De hecho, el turismo será clave para la “recuperación de su economía”, como destacó la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, durante su participación en el Foro Económico Español: Canarias tras la Covid-19, organizado por EL ESPAÑOL, Invertia y Diario de Avisos. Una intervención en la que insistió en la importancia de que el archipiélago sea capaz de “modernizar el modelo productivo para hacerlo más resiliente, digital e inclusivo”.

Para ello, Maroto destacó la oportunidad que supondrán los NextGenerationEU que llegarán en las próximos meses, pero también puso algunos deberes al Ejecutivo canario: “Tiene que abordar un proceso de transformación del modelo productivo y reforzar alternativas como el sector primario, la industria, la gestión de residuos o el sector logístico”, dijo.

Todo ello por no hablar de la importancia que puede tener el sector audiovisual que para la ministra “cuenta con un crecimiento extraordinario en las Islas pues son un excelente plató”, así como para el desarrollo de videojuegos.

Un guante recogido por el presidente canario, Ángel Víctor Torres, quien durante su intervención recordó que el Ejecutivo trabaja ya en una nueva ley de Industria (para que alcance el 10% del PIB), así como en una nueva normativa de Economía Sostenible y otra de Cambio Climático que tendrán que estar listas antes de que acabe la presente legislatura.

De lo que se trata, dijo, es de “aprovechar los fondos NextGenerationEU para llevar a cabo el cambio de modelo de nuestra tierra”. ¿Objetivo? “Dejar una comunidad mucho más resiliente a posibles efectos adversos que puedan venir en el futuro”, destacó Torres.

Clave en esa transformación del modelo productivo canario será la transición hacia las energías renovables que hagan las islas. El primer objetivo está claro: “el 35% de las familias dispondrán 2030 de autoconsumo en sus casas y el 70% de los edificios públicos también lo tendrán”, destacó el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena.

El objetivo es adelantar una década los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), pero al mismo tiempo “en un laboratorio que demuestre que la transición energética es posible”. Algo en lo que coincidió también la presidenta de Red Eléctrica de España (REE), Beatriz Corredor, quien explicó que su compañía tiene previsto invertir en los próximos cinco años “700 millones de euros en las Islas”.

Una cifra que se alcanzará sin contar con los más de 400 millones que irán destinados a la gran ‘pila’ de Canarias, que es la central hidroeléctrica de bombeo Chira-Soria, en Tenerife.

El director general de Endesa en Canarias, Pablo Casado, también ve “indispensable” apostar por renovables y sustituir los vehículos convencionales por eléctricos para comenzar de forma urgente con la descarbonización del transporte.

Por otro lado, la sanidad canaria también reclamó tener su peso en el futuro económico de las islas. "Somos un factor fundamental para fortalecer el turismo de Canarias", señaló Sebastián Sanso, director corporativo de Desarrollo de Hospitales Universitarios San Roque.

En este sentido, Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS, hizo un llamamiento a "despertar y ponerse en marcha". "Llevamos 15 meses de pandemia y no se ha hecho nada por una cuestión ideológica y de complejo", lamentando, en particular, los escasos avances en el campo de la colaboración público-privada en sanidad.

Juan José Hernández, CEO del Grupo Hospiten, recordó que "en marzo, todos los hospitales privados nos pusimos a disposición del Gobierno". Unos centros que tuvieron que paralizar su actividad y que apenas recibieron pacientes con Covid, lo que "tuvo un efecto económico muy serio, creando un gran agujero".

En este sentido, recordó que hay zonas de las islas donde "la actividad sigue siendo reducida porque no hay turistas y se trata de áreas deprimidas".

Con todo, el Gobierno regional tiene previsto mantener la atención puesta en la sanidad canaria. De hecho, "el 40% del incremento presupuestario de la Comunidad Autónoma, 160 millones de euros, se ha destinado a la protección de la salud, y más de la mitad va a Atención Primaria y Salud Pública", indicó Blas Trujillo, consejero de Sanidad canario.

Además, añadió que, "Sanidad va a ser la consejería que más recursos tenga para digitalización", incorporando metodologías como la telemedicina, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.