Nourdine Chikar, junto a la imagen de una de sus empresas en Nador (Marruecos).

Nourdine Chikar, junto a la imagen de una de sus empresas en Nador (Marruecos).

Tribunales TERRORISMO ISLAMISTA

El fiscal pide hasta 28 años para 'Los sastres del ISIS' por enviar explosivos y armas desde España a Irak

La Audiencia Nacional juzga a la red de siete personas que realizaba sus envíos de material de guerra camuflados como ropa usada.

20 marzo, 2021 02:50

Noticias relacionadas

La Audiencia Nacional juzga a la red bautizada por la prensa como "Los sastres del ISIS", que supuestamente envió uniformes militares para los combatientes en Siria e Irak. El material iba oculto en fardos de ropa de segunda mano. Les habrían llegado a encargar diez toneladas de uniformes.

Los hechos ocurrieron entre 2013 y 2015. La Fiscalía pide para los siete acusados penas entre 13 y 28 años de prisión por delitos de pertenencia y financiación de organización terrorista, enaltecimiento del terrorismo, tenencia de armas de fuego y blanqueo de capitales.

El escrito de acusación provisional de la Fiscalía, de más de 30 páginas, revela el modus operandi del grupo, las relaciones entre ellos y con sus enlaces en Turquía, Irak, Egipto y Siria; y el material decomisado en las cuatro empresas implicadas. 

Ammar Termanini lideraba la célula en la que participaban los otros acusados, que enviaba contenedores de mercancías por vía marítima al puerto turco de Mersín. De allí, el material era transportado en camiones hasta el puesto fronterizo con Siria de Bab al Hawa. En los documentos de los envíos se declaraba que la mercancía era ropa y calzado de segunda mano.

“Ha venido facilitando la entrada de mercancías a Siria e Irak camuflándolas como supuesta venta de ropa usada, con la que ha viajado oculto también material militar, dinero, equipos electrónicos y de transmisiones, así como componentes de explosivos y armas de fuego, que han acabado en manos de las organizaciones terroristas que operan en zonas de conflicto en Siria e Irak, singularmente: Jabhat al Nusra y Estado Islámico”, mantiene el Ministerio Público.

Tigre Negro

A través de su empresa Tigre Negro SL, Ammar Termanini recopilaba ropa y calzado de segunda mano, que utilizaba para llenar los contenedores y dar la cobertura legal necesaria para los envíos que realizaba a Siria e Irak.

Para introducir el material en zonas de guerra, la red contaba con otros miembros asentados en Turquía, Siria o Egipto, encargados de las funciones de logística y financiación. Además, los destinatarios finales en Siria e Irak entregaban y distribuían los envíos entre los grupos yihadistas.

La célula recurrió a prestamistas o socios, mediante inversión de capital. De esta manera, evitaba el sistema bancario tradicional, que le sometería a controles legalmente establecidos.

Las prendas de uniformes intervenidas en la nave de Tigre Negro se pueden cuantificar en unas 1.100 en 11 paquetes de 45 kilogramos con la etiqueta en árabe de “askari” (ejército). En las conversaciones grabadas durante la investigación, autorizadas por el juez, el dueño manifestaba que “cada fardo suele contener unos cien uniformes”.

“Aunque los uniformes intervenidos no sean homogéneos, sí se corresponden con la gran variedad de prendas que utilizan los yihadistas integrados en Daesh”, precisa la Fiscalía.

En la nave de reciclaje de ropa usada de otro de los acusados, Nourdine Chikar, se realizaban labores para separar la ropa, utillaje y correaje militar, que después se clasificaba y se vendía separado del resto. La Policía localizó varios sacos con la inscripción Ropa Militar-RM cuando realizó el registro en el interior de su empresa en 2016.

Apoyo a terroristas

Además, en la intervención de albaranes desde 2021 a 2015 se descubrió la referencia a paquetes de ropa militar que habían sido vendidos a la empresa Chikar Maach SL. Con la particularidad, que esa compañía de Melilla es propiedad del mismo Nourdine Chikar.

En 2012, la Comisaría General de Información, en colaboración con el Servicio de Vigilancia Aduanera, interceptó dos contenedores marítimos en Valencia y uno en Algeciras; todo propiedad de Nourdine Chikar.

Incautaron 99 bultos, de 45 kilogramos cada uno, con uniformes militares: 2.478 de la OTAN, 2.536 nuevos, 2.133 de segunda mano y 47 prendas de ropa especial; así como una granada de fuego real sin carga. El contenido declarado en el albarán del contenedor era “ropa de segunda mano” y no se aludía a sus características militares.

Ammar Termanini posee una estrecha relación con la organización terrorista Jabhat al Nusra (filial de al Qaeda en Siria). Son frecuentes sus publicaciones en internet y las redes sociales enalteciendo a la banda.

En Facebook llegó a hacer público su apoyo explícito a los grupos terroristas de carácter yihadista que actúan en Siria, Estado Islámico para Irak y el Levante (ISIL), actualmente reconvertido en el Estado Islámico (EI) y Jabhat al Nusra (JaN).

Llegó a publicar en su muro de Facebook: “Hermano Mazen, no dudes que el ISIS son verdaderos hombres que apoyan al pueblo sirio y ellos vinieron de todos los pueblos islámicos para apoyarnos (…) todo el mundo sabe que el ISIS es un objeto de Dios”, “Hermano, ahora miro al Daesh con otros ojos. ¿Es amor?” o “Tengo miedo que me cierren la cuenta si doy la bendición a los tres valientes que han hecho la yihad”. Incluso aparece en una fotografía con una pistola.

En varios videos publicados también en la red social pide “la unión de todos los grupos islamistas que combaten en Siria”.

El juicio en la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional contra los siete acusados comenzó el 3 de marzo y se extenderá, en once sesiones, hasta el 15 de abril.