La Fiscalía del Supremo ha pedido a la Sala Penal que no abra una causa penal al presidente del PP, Pablo Casado, y desestime la exposición razonada elevada el pasado 6 de agosto al alto tribunal por la jueza Carmen Rodríguez-Medel, instructora del caso de los másters de la Universidad Rey Juan Carlos.

El criterio de la Fiscalía aleja la posibilidad de que el líder del PP tenga problemas penales por el máster de Derecho Autonómico que cursó hace 10 años, una trascendencia penal de la que hay serias dudas en la propia Sala Penal del Supremo.

El dictamen del fiscal, conocido por El ESPAÑOL, afirma que la exposición razonada “no obstante suponer una iniciativa prudente de la instructora “, dice el fiscal, “carece del sustrato necesario como para que pueda ser tenida en cuenta por el alto tribunal y justificar la apertura penal con todas las consecuencias que ello conlleva”.
Para la Fiscalía, “no existe dato alguno que avale, ni siquiera de forma indicaría y al menos en relación con Pablo Casado, la afirmación de la instructora de Enrique Álvarez-Conde (director del máster) ‘concierta con un grupo de alumnos escogidos ‘“ el regalo del máster.

El amaño del máster con Álvarez-Conde, “carente de prueba alguna, no pasa de ser una mera sospecha o conjetura que esta rechazada por el Supremo” a la hora de abrir una causa penal a un aforado.

El fiscal considera “completamente inocuo” que Casado haya incluido en su currículum la realización de ese máster en Derecho Autonómico, porque, en todo caso, esa inclusión es “posterior e intrascendente” respecto a la presunta prevaricación consistente en el otorgamiento del título sin méritos.

Respecto al cohecho, afirma que “podría plantearse su comisión” por Casado, “sin que podamos profundizar más” por su “prescripción ineludible”.

El dictamen responde al trabajo de miembros de la cúpula del Ministerio Público, con el teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas, a la cabeza. En él han trabajado dos fiscales de Sala que han concluido que la exposición razonada de la jueza instructora de Madrid no aporta indicios de que Casado cooperara en la comisión del supuesto delito de prevaricación que habrían cometido los profesores de la URJC al 'regalarle' el máster.

La cooperación necesaria en el "regalo" del máster es el nudo gordiano del caso porque el cohecho impropio (consistente en aceptar un máster que se le habría concedido debido a su cargo de diputado regional y sin mérito alguno) estaría prescrito salvo que se aprecie que está conectado con la presunta prevaricación (dictar una resolución arbitraria a sabiendas de su injusticia), que tiene un mayor plazo de prescripción.

La Fiscalía subraya que el supuesto cohecho estaría, por sí solo, prescrito y, dada la ausencia de indicios de que Casado se concertara con los profesores para recibir el título de máster sin mérito académico alguno, pide a la Sala Penal que archive el caso.