Sucesos

Incautan tres toneladas de hachís en La Línea en una operación antidroga

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, especialistas en el transporte de este estupefaciente desde Marruecos hasta España pasando por el Estrecho de Gibraltar. 

La Policía Nacional ha intervenido en La Línea de la Concepción (Cádiz) 3.000 kilos de hachís en una operación antidroga que se ha saldado con la detención de cuatro personas.

Los detenidos conformaban un grupo criminal especializado en transportar hachís desde Marruecos hasta España y alijaban la droga en el litoral del Estrecho de Gibraltar para su posterior distribución a otras ciudades, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación comenzó a mediados de septiembre del pasado año cuando los agentes recuperaron tres vehículos todoterreno, todos ellos previamente sustraídos, que habían sido empleados en el transporte de fardos de hachís desde las playas donde eran alijados hasta las zonas de "guardería", viviendas en la que almacena la droga.

Tras varias gestiones, los agentes localizaron una vivienda que era empleada para guardar el estupefaciente y establecieron un operativo en este lugar.

Los investigadores comprobaron la continua presencia en el interior del inmueble de dos individuos que no mostraban signos de actividad laboral ninguna y que tomaban numerosas medidas de seguridad en las escasas veces que abandonaban o accedían a la vivienda.

Los dos investigados utilizaban cinco turismos, todos ellos a nombre de terceras personas o empresas de alquiler, para realizar funciones de vigilancia antes de recibir a los vehículos que transportaban el hachís y para mantener diferentes reuniones con posibles compradores.

El pasado día 31 de diciembre, los investigadores observaron cómo un todoterreno sustraído accedía a gran velocidad transportando diferentes paquetes de color azul y marrón, similares a los utilizados para transportar hachís.

Tras la entrada y registro del inmueble, el dispositivo policial se saldó con la detención de los cuatro miembros del grupo criminal y la incautación de más de 3.000 kilogramos de hachís.

Además, los agentes hallaron dos armas de fuego con sus cargadores, listas para ser utilizadas, y cinco vehículos (tres de los cuales habían sido sustraídos), 2.500 euros en efectivo, 12 teléfonos móviles y numerosos equipos de transmisiones.

Los cuatro arrestados fueron puestos a disposición del juez, que ha decretado su ingreso en prisión como presuntos autores de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, robo-hurto uso de vehículo y pertenencia a organización criminal.