E.E.

El incendio que empezó este jueves en Verín (Ourense) ya ha alcanzado las 1.200 hectáreas a pesar del trabajo de las casi cuatrocientas personas que intentan controlarlo, ha informado la Consellería del Medio Rural de la Xunta.

Las llamas, que empezaron este jueves a las 16.30 horas en la parroquia de Vilamaior do Val con un probable origen intencionado, se han extendido hasta el municipio vecino de Vilardevós y, por su cercanía a los núcleos poblados de Queirugás -en el primer término municipal- y A Fraira, Devesa y Osoño -en el segundo-, han obligado a activar las situación dos de alerta.

Las últimas estimaciones sitúan la extensión del incendio en unas 1.200 hectáreas, con una parte de monte arbolado; en concreto, pino repoblado.

La Consellería del Medio Rural ha explicado que continúa activada la situación dos, aunque ya que no existe peligro para núcleos poblados a causa del incendio, que obligó a cortar la autovía A-52, ya restablecida al tráfico, así como la carretera nacional 525 y otras carreteras secundarias.

Para estabilizar el fuego trabajan casi cuatrocientas personas, entre los que están cuatro técnicos, veinticinco agentes, 54 brigadas antiincendios, 34 motobombas, cuatro palas, doce helicópteros y siete aviones.

Se ha desplegado la Unidad Militar de Emergencias (UME) y también colaboran siete patrullas de seguridad ciudadana, cinco patrullas de tráfico que se encargaron de cortar las carreteras cuando fue necesario, y dotaciones de bomberos comarcales de Verín y Xinzo de Limia.

Participan, además, en el operativo miembros del Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) de Laza, el camión nodriza de la Agencia Gallega de Emergencias (Axega) y voluntarios.

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, ha agradecido, a través de un comunicado, la implicación de todas estas personas y su "perfecta coordinación".

En la misma nota recuerda, como hizo ayer, que todo apunta a que el incendio fue intencionado, pues "comenzó en el sitio adecuado para que tirase muchísimo, en una pendiente y a favor del aire, al lado además de unas impresionantes zonas repobladas de pinos y castaños".