Vista del incendio de los nuemáticos de Seseña

Vista del incendio de los nuemáticos de Seseña

Sucesos

El empresario detenido como presunto autor del espectacular incendio de Seseña, en libertad

Tras una laboriosa investigación la jueza que lleva el caso ha logrado dar con un hombre de 52 años sospechoso de haber provocado el fuego en el vertedero de neumáticos.

La jueza de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Valdemoro (Madrid) ha dejado en libertad, sin medidas cautelares pero con la condición de investigado al empresario detenido ayer por su presunta vinculación con el incendio que arrasó un vertedero de neumáticos en Seseña (Toledo).

Se trata de un empresario de 52 años -Javier M.P.- vinculado al sector de reciclaje de neumáticos que es investigado junto a otras dos personas, según fuentes de la investigación. 

Siguen #BomberosCM y del Consorcio de Toledo trabajando en la extinción de incendio de neumáticos

El Seprona de la Guardia Civil le detuvo ayer y le trasladó esta mañana ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 7 de Valdemoro, que le ha tomado declaración en calidad de investigado por su presunta participación en los hechos y no le han impuesto medidas cautelares, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). La magistrada ha levantado el secreto de las actuaciones coincidiendo con esta declaración.

En ese incendio se quemaron unas 88.000 toneladas de neumáticos de las 100.000 que se habían ido acumulando en este cementerio ilegal desde finales de la década de los años 90 del siglo pasado.

La jueza ha dirigido una ardua investigación para tratar de esclarecer quién prendió fuego a las ruedas aquella madrugada de mayo y causó un incendio que tardó veinte días en ser extinguido.

La Guardia Civil, que desde el primer momento dio por hecho que el incendio fue intencionado (hubo cuatro focos), centró sus indagaciones en los empresarios y transportistas relacionados con el vertedero.

Las pesquisas se enfocaron también en determinar los ocupantes de un vehículo captado por unas cámaras de seguridad muy cerca de la parcela donde se originó el incendio.

En ese contexto, la jueza pidió a varias compañías telefónicas datos sobre las llamadas realizadas y recibidas o mensajes enviados desde la zona la noche en la que se originó el fuego y las dos anteriores.

Una columna de humo visible a 50 kilómetros

El incendio provocó una columna de humo visible a 50 kilómetros de distancia. Durante la primera noche estuvieron trabajando 40 efectivos para sofocarlo. Se movilizó hasta la Unidad Militar de Emergencias para tratar de apagar las llamas.

El fuego comenzó en Valdemoro, en un extremo de la parcela de 12 hectáreas que albergaba casi 100.000 toneladas de neumáticos y que comparten las comundades de Castilla-La Mancha, con el 70% de la parcela en su territorio en la localidad de Seseña y Madrid.

La nube tóxica que se originó no provocó casos de intoxicación, gracias a su dispersión en las capas altas del aire, aunque un cambio en la dirección del viento aconsejó a las 16:50 horas las evacuaciones, según informaron a Efe fuentes de los servicios de emergencias. Así que por seguridad se evacuó a unas 1.000 personas de la urbanización del 'Pocero'.