El torero Curro Díaz

El torero Curro Díaz LUIS TEJIDO Agencia EFE

Sociedad

Baleares aprueba su ley de toros que prohíbe maltratar y matar a los animales

Los toreros solo podrán emplear el capote y la muleta, no así banderillas, estoques y puntillas. PP y Cs han votado en contra.

E. E. / Agencias

El Parlament balear ha aprobado hoy con los votos de los partidos de izquierda y la oposición del PP y Cs la conocida como ley de toros "a balear", que prohíbe expresamente maltratar y matar a los toros, por lo que los toreros solo podrán emplear el capote y la muleta, ni banderillas, ni estoques, ni puntillas.

La ley de Corridas de Toros y Protección de los Animales de las Islas Baleares establece que en cada corrida solo se puedan torear tres animales durante un tiempo máximo de 10 minutos cada uno, transcurrido el cual los animales volverán a los corrales y después a sus ganaderías de origen.

Solo permitidos el capote y la muleta

"Los únicos utensilios" de los que podrá servirse el torero en su faena y sus auxiliares son el capote y la muleta, pero "ningún instrumento punzante que pueda provocar heridas o la muerte del toro", al que tampoco se podrán lanzar objetos.

Finalizado el espectáculo, el personal veterinario realizará un reconocimiento de los toros para "comprobar su estado sanitario y el bienestar del animal" y se reflejarán en el acta las incidencias, como posibles lesiones, para que se adopten las medidas correspondientes.

La proposición de ley, presentada y defendida por los partidos que apoyan la gestión del Govern balear, PSIB-PSOE, MÉS y Podemos, también establece que se haga un control antidopaje a los animales y a los toreros.

"Una auténtica barbaridad" para la Fundación Toro de Lidia 

La medida ya ha tenido respuesta por parte de los taurinos. La Fundación Toro de Lidia (FTL), por ejemplo, ha anunciado que emprenderá acciones legales contra esta ley porque "quita la esencia de la tauromaquia, que es la muerte" y es un "fraude legal", según la entidad.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de FTL, Carlos Núñez, ha dicho que es "una auténtica barbaridad" y es una "irregularidad jurídica". Por eso, desde la organización están esperando la evaluación de la comisión jurídica para emprender acciones legales.