13 millones de conductores no siguen las recomendaciones de la DGT sobre el descanso al volante.

13 millones de conductores no siguen las recomendaciones de la DGT sobre el descanso al volante. CEA/EFE

Sociedad SEGURIDAD VIAL

El sueño al volante le ha costado la vida a 800 personas en cinco años

Según un estudio, el 55% de los conductores rehúsa de pararse cuando está cansado. El perfil del accidente por somnolencia se repite: en verano, por carreteras interurbanas y con turismos conducidos por hombres jóvenes.

Ana Delgado

En los últimos cinco años más de 800 personas han muerto en accidentes de tráfico a causa de la somnolencia, un riesgo mucho más común y peligroso de lo que la mayoría de los conductores creen. De hecho, en caso de tener un accidente y padecer somnolencia el riesgo de muerte se multiplica por dos.

Estos son los últimos datos que la Fundación Línea Directa ha puesto al servicio de los conductores para alertar de las amenazas de no conducir lo suficientemente descansado, una contingencia que se vuelve aún más peligrosa durante los meses de verano debido al calor y a los largos desplazamientos.

Las campañas de prevención no funcionan

En este sentido el estudio Influencia de la somnolencia en los accidentes de tráfico en España (2011-2015) alerta de que "17 millones de automovilistas en España reconocen que han sufrido somnolencia al volante alguna vez, de los cuales, 8,1 millones han tenido microsueños mientras conducían (periodos muy breves de sueño que se producen en momentos de extremo cansancio). El resultado de esta situación es alarmante: 1,4 millones de conductores españoles reconocen haber tenido un accidente por culpa de haberse quedado dormidos al volante, de los cuales, casi 800.000 fueron graves o muy graves".

El sueño es un peligro real, pero la mayoría de los conductores -pese a ser conscientes del riesgo- no hacen nada por evitarlo. De hecho, "casi 11 millones de conductores reconocen que no leen los prospectos de los medicamentos para comprobar cómo afectan a la conducción". Este es uno de los principales riesgos en carretera, como marca la Fundación CEA, el profundo desconocimiento sobre la somnolencia producida por fármacos. También son riesgos evidentes el no descansar cada dos horas de viaje o el no haber dormido al menos ocho horas antes de emprender un desplazamiento.

El estudio afirma que "las campañas de concienciación no funcionan" ya que "13 millones de automovilistas no siguen las recomendaciones de la DGT sobre descanso, que aconsejan parar de 20 a 30 minutos cada 200 kilómetros o cada 2 horas". Sin embargo, la Fundación hace hincapié que pese a que los conductores hacen caso omiso de las recomendaciones "estos comportamientos no parecen ser producto del desconocimiento o de la falta de información, ya que el 77% de los automovilistas creen que la somnolencia puede ser igual o más peligrosa que el alcohol a la hora de ponerse al volante". 

En verano, por carretera interurbana y con conductores jóvenes

Los cinco años de datos que el estudio ha analizado ha permitido hacer una radiografía completa de los accidentes por somnolencia: se producen en la madrugada del sábado al domingo, en vacaciones -sobre todo en el mes de julio-, por salida de vía y en carreteras interurbanas, explica el informe. "Además, los vehículos no suelen ser especialmente antiguos (de 3 a 10 años) y los suele conducir un hombre joven de 21 a 30 años, aunque se da en todas las edades".

Las comunidades autónomas con más accidentes por somnolencia son Castilla y León, Castilla-La Mancha, y Baleares. Para las dos Castillas los motivos son "la monotonía, la baja densidad de población y tener importantes autovías que conducen a los principales destinos turísticos". En el caso de la isla la razón principal es la "oferta de ocio nocturno" y esto "unido al hecho de ser la comunidad con más delitos por conducción bajo la influencia de las drogas y el alcohol". Murcia, Madrid y Navarra son las comunidades con menores tasas de accidentes por sueño a nivel nacional.