Pere Aragonès junto a Quim Torra en una imagen de archivo

Pere Aragonès junto a Quim Torra en una imagen de archivo Efe

Política INVESTIDURA DE PEDRO SÁNCHEZ

ERC eleva el tono: no aceptará "chantajes" de PSOE y Podemos y les exige ya "hechos" para dialogar

Aragonès pide a la militancia que avale el 'no' a Sánchez y marca distancias con JxCAT: "Las decisiones de los votos de ERC las tomamos nosotros".

Noticias relacionadas

La confianza en el PSOE es nula. Este es el mantra que ERC repite una y otra vez de cara a la investidura de Pedro Sánchez. Conscientes de que sus 13 diputados son claves, los de Oriol Junqueras elevan el tono y piden al PSOE y a Unidas Podemos que se dejen de "chantajes" y demuestren "cuanto antes" si tienen o no intención de dialogar.

Si este sábado exigían que la mesa de negociación sea entre gobiernos "de igual a igual" y no entre partidos como quería el PSOE, ahora ERC presiona a sus militantes para que apuesten por el 'no' para poner contra las cuerdas a Pedro Sánchez. Y, por ende, a Pablo Iglesias. "Pedimos que la militancia avale el 'no' a la espera de que el PSOE se mueva", afirma el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonés, en una entrevista en El Periódico.

Aragonès responde a aquellas voces que desde el PSOE y Unidas Podemos recuerdan a ERC que solo ellos pueden canalizar parte de sus demandas y les advierten que la alternativa es peor. "No aceptaremos chantajes. Sabemos lo que representan PP, Ciudadanos y Vox", asegura, para advertir a los socialistas y a la formación morada de que si creen que solo ellos pueden abordar el diálogo "que lo demuestren ya con ellos". 

La consulta de este lunes (cuya pregunta es "¿Estás de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?") es el punto de partida para una negociación en la que ERC pondrá encima de la mesa "amnistía, autodeterminación, derechos y libertades".

En dicha mesa, por parte de los republicanos, se sentarán además de Gabriel Rufián, la secretaria general adjunta, Marta Vilalta, y el presidente del consejo nacional, Josep María Jové, imputado en la causa del 1-O. "Conjugan perfectamente el peso de la dirección de la nueva ejecutiva con una gran experiencia, por parte de Jové, en conflictos y negociaciones", afirma. 

Acerca de la queja del president Quim Torra de la falta de unidad del independentismo así como la falta de contenido de la propuesta de ERC, Aragonès le deja muy claro "las decisiones de los votos de ERC las tomará ERC" y que, por tanto, una respuesta unitaria respecto a la investidura no es una prioridad. "Los números del 10-N son claros a la hora de expresar en quien han depositado la confianza de los ciudadanos de Cataluña", advierte lanzando un dardo a JxCAT.