Isabel Díaz Ayuso durante una visita institucional a centros de mayores en marzo de 2021.

Isabel Díaz Ayuso durante una visita institucional a centros de mayores en marzo de 2021. CAM

Madrid SANIDAD

Denuncian a una empresa que gestiona residencias de Ayuso por sustituir enfermeras por auxiliares

La empresa se ampara en la falta de profesionales y los representantes de las enfermeras aseguran que su proceder es ilegal. 

12 agosto, 2022 02:29

Una empresa encargada de gestionar más de una veintena de residencias de mayores de la Comunidad de Madrid ha aprobado un protocolo para sustituir a enfermeraos por auxiliares. Según éstas, se trata de un posible delito de "intrusismo profesional". 

Así lo denuncian los dos grandes representantes de las enfermeras españolas, el Sindicato de Enfermería SATSE y el Consejo General de Enfermería. Aseguran que la empresa está poniendo "en riesgo la salud y seguridad de las personas mayores y otros colectivos especialmente vulnerables".

Los presidentes de SATSE, Manuel Cascos, y del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, se han dirigido por carta a los responsables de la compañía, DomusVi, para trasladarles su rechazo a que implante un Plan de Contingencia en el que la figura de la enfermera se cubre por un técnico al que ellos mismos validan. O, lo que es lo mismo, un auxiliar que ha hecho un curso con DomusVi.

[Sanidad crea una FP para enfermeras de residencias en contra del colectivo: "Es mano de obra low cost"]

El protocolo explica que el personal de Formación Profesional va a realizar funciones que son propias de Enfermería, "como la realización de curas, toma de constantes, administración de distinto tipo de medicación y de enemas de limpieza o la administración de pautas de nutrición utilizando bomba de infusión, entre otras".

Desde el punto de vista de las enfermeras, todo esto es una "ilegalidad" que, incluso, podría llegar a alcanzar trascendencia penal. Recuerdan que el Código Penal castiga la realización de actos propios de una profesión sin poseer la titulación, capacitación y/o habilitación legal necesaria para ello.

"Nos encontramos ante un presunto delito de intrusismo profesional, que incluso, en el presente caso, podría considerarse propiciado y alentado por la propia empresa", denuncian.

Estatuto del sanitario

Para el sector sanitario, el error del protocolo ya no está sólo en la forma de cuidar al paciente, sino en una cuestión legal. Aseguran que hay legislación y jurisprudencia previa que deja muy claro que las funciones de las enfermeras no pueden ser delegadas en personas que no tengan la capacitación necesaria.

Según el Estatuto del Personal Sanitario no facultativo aprobado en 1973, las funciones del personal auxiliar de enfermería son claras y están delimitadas, no pudiendo, de ningún modo, realizar administración de medicación, realización de curas, realización de planes de cuidados, administración de pautas de nutrición, supervisión de planes de cuidados…

[Enfermeras madrileñas denuncian pucherazo en la elección del Colegio, que decidió el voto por correo]

DomusVI lo que hace en su protocolo es decir que impartirá un curso de formación para que los auxiliares puedan trabajar como enfermeras pero, según los representantes de la profesión, esto tampoco se puede hacer.

"Una entidad privada como DomusVi no tiene el reconocimiento oficial ni la potestad para proceder a la capitación y habilitación legal respecto de profesionales de FP", han explicado.

Llamada a Ayuso

Aunque los sindicatos se han remitido ya al Ministerio de Educación y Formación Profesional y a la empresa en cuestión, las enfermeras madrileñas han ido más allá.

El Colegio Oficial de Enfermería de Madrid ha enviado un escrito a la consejera de Familia, Juventud y Política Social de la comunidad para pedirle "implicación e intervención" por los hechos. Ha solicitado a este departamento "que controlen si en los centros de DomusVi se están llevando a cabo dichas irregularidades" y, de ser así, tomen las medidas sancionadoras que correspondan.

En una carta en la que el colegio madrileño muestra su actitud colaborativa, afirman estar dispuestos a ayudar a lae Administración para "resolver todas las dudas que puedan surgir en relación con las competencias enfermeras y la validez de las titulaciones que presenta el personal a las empresas".

"Carencia de profesionales"

Ante estas reclamaciones, DomusVi ha justificado su decisión apelando a la carencia de profesionales de la enfermería en el sector sociosanitario. "Un problema endémico de la sociedad española", añaden.

Dicen ser "firmes defensores" de la figura del profesional de enfermería como indispensable en los centros residenciales. "Tanto es así, que colaboramos con diferentes universidades y colegios a nivel nacional, tanto en la formación como en las prácticas de los futuros enfermeros, ofrecemos becas remuneradas para estudiantes de enfermería y animamos a nuestros auxiliares a que se formen como personal de enfermería financiando las matrículas universitarias", explican en un comunicado.

[El Gobierno saca del ámbito sanitario el título para supervisar las residencias de ancianos]

Pero, "ante la carencia crónica de profesionales", justifican la puesta en marcha del polémico plan de contingencia. Según ellos, su objetivo es "descargar de tareas al equipo de enfermería, solo excepcionalmente en momentos puntuales de sobrecarga de trabajo".

Además, afirman que el plan está "elaborado y revisado desde un punto de vista legal, técnico y competencial". "Esta figura realizará, en todo momento, tareas de carga administrativa y otras tareas auxiliares, que no son exclusivas de un perfil de enfermería", defienden.