El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha acudido este sábado al izado solemne de bandera por la festividad de San Isidro en los Jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón de la capital, el primero en su mandato dado que el año pasado la ceremonia no se llevó a cabo por la pandemia del coronavirus.

Noticias relacionadas

En el San Isidro de 2020 la Comunidad de Madrid continuaba en la fase 0 de la desescalada y no tuvo lugar ni el izado solemne de bandera ni la habitual programación por el patrón de la ciudad, que este año se ha recuperado a pequeña escala.

También ha regresado el tradicional izado en los Jardines del Descubrimiento de la plaza de Colón, que ha presidido la ministra de Defensa, Margarita Robles; junto con el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Teodoro Esteban López Calderón; la directora de la Guardia Civil, María Gámez; el Director Adjunto Operativo (DAO) de la Guardia Civil, Pablo Salas; y personal de los Ejércitos de Tierra y Aire, Armada y Guardia Civil.

En los Jardines del Descubrimiento también ha estado presente la vicealcaldesa, Begoña Villacís, además de otros miembros del Gobierno y los portavoces de los grupos municipales: Rita Maestre (Más Madrid), Pepu Hernández (PSOE) y Javier Ortega Smith (Vox).

Aunque todos los meses se celebra un izado de carácter ordinario en los Jardines del Descubrimiento, el solemne izado de bandera se realiza de modo excepcional tres días al año: el 15 de mayo por San Isidro; el 19 de junio con motivo del aniversario de la proclamación del rey Felipe VI; y el 6 de diciembre para conmemorar el día de la Constitución Española, según explica el Ministerio de Defensa.

Homenaje Covid

Martínez-Almeida, y Villacís han depositado una corona de laurel ante el pebetero situado a metros de la fuente de Cibeles y en nombre de la ciudad, una escultura que recuerda a las víctimas del coronavirus.

De camino al cercano Palacio de Cibeles, Almeida ha descrito el acto de "profunda emoción". "Hoy es un día de celebración pero no podemos olvidar el año que llevamos. Es un día de emoción por el sacrificio del último año", ha señalado, antes de pedir que la ciudadanía siga "con este ejercicio de responsabilidad" porque la pandemia no ha terminado.

Tampoco ha obviado el primer edil que hoy hay igualmente "motivos de esperanza" si se compara con el San Isidro del año anterior. "Estamos mucho mejor que hace un año pero aún hay mucho trabajo que hacer", ha subrayado.

Medallas de la ciudad

La tradicional puesta de medallas de la ciudad ha reunido en el Palacio de Cibeles a las exalcaldesas madrileñas Ana Botella y Manuela Carmena (a las que se les ha impuesto), así como a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, al expresidente José María Aznar, y al líder del PP, Pablo Casado.

El PSOE votó 'no' a que la exalcaldesa Ana Botella (PP) reciba la medalla de honor de la ciudad porque, en palabras de la portavoz adjunta en el grupo municipal, Mar Espinar, es "un atropello institucional", con la venta de viviendas públicas a un fondo buitre como telón de fondo.

Vox, por su parte, cuestiona la medalla de honor a la exalcaldesa Manuela Carmena (Ahora Madrid) y se abstuvo en la votación en bloque. Su portavoz, Javier Ortega Smith, llegó a declarar en el Pleno que Carmena fue "una alcaldesa que creó enfrentamiento y división" al "ofender al jefe del Estado", "fomentar la okupación y los chiringuitos políticos de su ideología sectaria".

También se concederán las Medallas de Oro de la capital, que irán a parar al presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón; al escritor Andrés Trapiello, al cantante José Ramón Martínez Márquez, Ramoncín, y a la Fundación José María de Llanos.

Por su parte, serán merecedores de la Medalla de Plata de la ciudad la deportistas Virginia Torrecilla, las Hijas de la Caridad (comedor social de la calle general Martínez Campos, y el taxista Matías Martínez Olmo.

Seguridad por San Isidro

El dispositivo reforzado de la Policía Municipal de Madrid para este San Isidro arrancó el viernes a las 20.00 horas y se prolongará durante todo el fin de semana en la Pradera y en Las Vistillas durante todo el día, ampliado además a las tardes-noches del viernes y del sábado en las zonas de la ciudad donde se suelen producir concentraciones para consumir alcohol en vía pública.

El objetivo del operativo policial es evitar la posible aglomeración de personas en la pradera y en Las Vistillas, hacer cumplir la normativa sanitaria y evitar la venta ambulante y el consumo de alcohol en vía pública, ha informado el Área de Seguridad y Emergencias que dirige Inmaculada Sanz.

Este dispositivo se sumará al que se puso en marcha el fin de semana pasado por el Puente de Mayo, sumando otros 180 agentes municipales más cada día de refuerzo a los 200 ya movilizados diariamente. Es decir, en total serán 380 agentes municipales cada día, lo que suman más de 1.000 policías municipales de refuerzo durante todo el fin de semana.

Además, el dispositivo se completará con otros recursos de la Policía Municipal: los drones de la Sección de Apoyo Aéreo, la Unidad de Escuadrón de Caballería y la Sección Canina, como indicó esta semana el alcalde Almeida en la rueda de prensa ofrecida tras la reunión con la delegada del Gobierno, Mercedes González, precisamente para tratar un operativo conjunto entre Policía Nacional y Municipal.

La Comisaría Principal de la Zona Oeste será la encargada del operativo, con la participación de las Comisarías Principales de Policía Judicial y Seguridad, y de Seguridad Corporativa.