Almeida y la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González.

Almeida y la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González.

Madrid

La pelea de Almeida y la delegada del Gobierno: del "se acabó la cordialidad" a "esto es un cachondeo"

Tensa rueda de prensa de Almeida y Mercedes González. "Vamos a dejar de utilizar la pandemia para atacar a Sánchez. Estoy para defenderle", afirma. 

12 mayo, 2021 12:24

Noticias relacionadas

Las discrepancias entre Madrid y la Delegación del Gobierno en la región suben de tono y la cordialidad ha llegado a su fin. El alcalde de Madrid, José Luis-Martínez Almeida, y la delegada del Gobierno en la región, Mercedes González, han protagonizado este miércoles un tenso y bronco desencuentro público lleno de reproches y faltas de respeto.

"Se acabó la cordialidad. Vamos a dejar de utilizar la pandemia para atacar al Gobierno de Pedro Sánchez. Estoy aquí para defenderle cada vez que le das una patada. Y te recuerdo que tú estás aquí como alcalde de la capital", ha dicho Mercedes González en una rueda de prensa conjunta que se ha convertido en una auténtica pelea de gallos en la que, incluso, ha bromeado con "cobrar a la salida". Ambos se había reunido minutos antes para organizar el operativo de seguridad de cara a San Isidro. 

Almeida ha criticado el "espantajo jurídico" en el que se ha convertido España tras el fin del estado de alarma y ha asegurado que las comunidades autónomas "no tienen instrumentos" para mantener medidas como el toque de queda o los cierres perimetrales.

A esto, la delegada del Gobierno le ha respondido que "lo que no se puede hacer es poner de excusa al Gobierno para no adoptar las medidas que no queréis adoptar" y que están a su alcance para acabar con las aglomeraciones, sobre las que ha dicho que "cuando uno siembra una falsa libertad recoge libertinaje".

Ha sido en este punto cuando el desencuentro entre ambos ha subido de nivel. "¿Está bien, no?", ha dicho entre risas Almeida a los periodistas. "A la salida cobramos", ha añadido Mercedes González, ante la estupefacción de los periodistas y del equipo de comunicación del Ayuntamiento de Madrid. 

Almeida y la delegada del Gobierno: del "se acabó la cordialidad" a "esto es un cachondeo"

"El carajal está en Madrid"

La 'pelea' Almeida-González ha continuado varios minutos más. De hecho, la delegada del Gobierno ha afirmado que "el carajal está en Madrid", donde existe "un Covid a la madrileña" y unas medidas laxas que hacen que esta región no se parezca en absoluto a la Comunidad Valenciana, que Merdeces González ha puesto como ejemplo a seguir. 

"Lleváis meses implantando la idea de que las medidas del Gobierno son restrictivas y lo que necesitaba la gente era libertad. Pues ahora cuando Madrid tiene las competencias no quiere ejercerlas", ha dicho la delegada del Gobierno, que ha dejado claro que "no hay toque de queda porque Madrid no ha querido" y que el PP lo que está haciendo es "sacar el espantajo de la seguridad jurídica". 

En este punto, ha acusado a Almeida de actuar como portavoz del PP y no como alcalde de la Madrid. "Estoy como alcalde, no voy a defender a mi partido, sino a los madrileños", le ha espetado Almeida, que ha sido respondido de manera casi inmediata por la delegada. "Efectivamente, vamos a defender a los madrileños frente a la Covid-19, y a dejar de utilizar la pandemia para atacar al Gobierno. Siguiente pregunta", ha dicho. 

"Un cachondeo"

Almeida ha insistido en todo momento en la falta de un paraguas legal tras el fin del estado de alarma asegurando que "me parece de cachondeo que el Gobierno diga ante el caos de falta de marco jurídico que sean las comunidades las que pidan el estado de alarma". A esto, la delegada del Gobierno de Sánchez no ha tardado en replicar: "A mí lo que me parece un cachondeo es lo que estamos viviendo"

El alcalde de la capital ha negado que haya "un covid a la madrileña" porque "no lo hay a la navarra o a la canaria" porque "lo que hay es un Covid que nos afecta a todos como nación". "El Gobierno no puede salir solo a dar buenas noticias y decir que en 100 dias alcanzaremos la inmunidad de grupo y luego desaparecer", ha criticado.