La candidata de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica García, acompañada del líder de Más País, Íñigo Errejón (i), y de la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre

La candidata de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica García, acompañada del líder de Más País, Íñigo Errejón (i), y de la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre

Madrid ELECCIONES 4-M

Mónica García pone a Más Madrid por delante del PSOE: "Hemos construido un liderazgo a futuro”

La formación de Íñigo Errejón ha igualado a Gabilondo en sillones, pero le ha sacado 4.250 votos gracias al perfil de su candidata.

5 mayo, 2021 00:07

Noticias relacionadas

La ganadora clara en el lado de la izquierda en las elecciones a la Comunidad de Madrid este 4 de mayo ha sido Mónica García. La candidata de Más Madrid ha cosechado un extraordinario resultado con 24 escaños y 16,97% de los votos.

Los malos resultados del PSOE hacen más importante los escaños de García, que ha igualado a Ángel Gabilondo en sillones pero le ha sacado 4.250 votos. Más Madrid se convierte así en la nueva esperanza verde de la izquierda española, bebiendo de los vientos que soplan en Europa.

En la legislatura pasada, el partido de Mónica García era cuarto en la Asamblea de Madrid. Ahora será segundo. Con Ciudadanos en el Gobierno y el PSOE desaparecido, Más Madrid se convirtió en la verdadera oposición de Díaz Ayuso desde 2019, algo que se ha plasmado ahora en los comicios. 

Mónica García aumentó su popularidad gracias a las disputas políticas que mantuvo con la presidenta de la Comunidad. Unas peleas dialécticas que seguro se repetirán en los dos próximos años, hasta que se vuelva a llamar a las urnas.

El perfil amable y cercano, ser médica de profesión en plena pandemia del coronavirus, y conseguir marcar perfil propio han sido claves a la hora de movilizar a su electorado. Una campaña centrada en los barrios y en los municipios, de manera directa y clara, alejándose del estruendo y la confrontación, ha hecho el resto.

"Se demuestra que hay un espacio político verde y feminista que no solo se consolida sino que hemos construido un liderazgo a futuro”, afirmó anoche García al conocerse los resultados.

"Aplausos en votos"

“Hay que convertir los aplausos en votos", espetó la candidata a la entrada al colegio electoral la mañana de este martes, recordando siempre su trabajo como anestesista y los momentos emotivos durante el confinamiento. Acudía a acompañar a su padre, el histórico dirigente comunista Sergio García Reyes, ya que ella había votado por correo.

La cúpula de la formación acompañó a García en La Madrileña, la sede del partido. Hasta allí se trasladó Íñigo Errejón, cabeza visible en el Congreso de los Diputados, y Rita Maestre, su homóloga en el Ayuntamiento de Madrid.

Eran las 21.15 y Maestre ya había comparecido ante los medios de comunicación para destacar “la gran campaña realizada por Más Madrid". "Hay efecto Mónica García, hay una sensación de optimismo positiva", dijo.

No a Iglesias

Cuando Pablo Iglesias anunció que dejaba el Gobierno y se presentaba por Unidas Podemos a las elecciones, García fue la primera en pararle los pies. Los morados plantearon una hipotética confluencia entre las dos formaciones, pero Más Madrid se negó. “Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos pidan que nos apartemos", dijo sin dudar.

La salida de Íñigo Errejón de Podemos cuando su proyecto no fructificó tras Vistalegre II le empujó a crear Más Madrid de la mano de la exalcaldesa de la capital Manuela Carmena. La exmagistrada no revalidó la alcaldía en 2019 y dejó la política. Errejón entró en la Asamblea regional, pero abandonó su escaño para volver a la política nacional y crear Más País.

La clave de Más Madrid

En realidad, la historia se remonta mucho más en el tiempo, y para entender el ascenso de Más Madrid en estas elecciones es importante echar la vista atrás. En concreto a 2014, cuando Podemos irrumpió en el tablero político

Por un lado, el de las cámaras, Iglesias se convirtió en el primer eurodiputado de la formación; por el otro, el de la creación de una organización, Errejón fue el encargado de construir una base militante, una red de contactos municipales y un equipo fuerte que apoyase al partido de cara a las generales de 2015. Los convirtió en el músculo de la formación, sus llamados ‘círculos’.

Esa maquinaria, la más valiosa para un partido, que Errejón se llevó consigo al abandonar Podemos, ha servido a Mónica García para trabajar mano a mano con las asociaciones vecinales, colectivos sociales y movimientos de trabajadores. 

Todos mantenían el espíritu del primer Podemos, y siguieron a su líder al cambiar de signos. Ellos, en última instancia, son los que han aupado a Mónica García y a Más Madrid a una victoria anímica este 4 de mayo. Aún así, la candidata expresó su amargura por no haber desalojado al PP: ”Es una noche muy triste para millones de madrileños. Toca pensar, apretar los dientes y ponernos a remar desde mañana mismo", era el mensaje que lanzaba al final de la noche.