Dos balas para Isabel Díaz Ayuso. Ese es el contenido de la carta que el sistema de Correos detectó este martes en una sucursal de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) dirigida a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Noticias relacionadas

La líder regional del Partido Popular se ha convertido en la primera política de derechas en recibir una amenaza que se haya hecho pública antes de los comicios del próximo 4 de mayo. 

Los Mossos d'Esquadra están llevando a cabo la investigación para averiguar quién y por qué envió la misiva que tenía como destino la Puerta del Sol. El Ministerio del Interior ha confrimado a EL ESPAÑOL que el contenido de la carta ha sido puesto en conocimiento de Presidencia de la Comunidad.

Esas mismas fuentes han asegurado que este martes fue detectada una carta más. Los sistemas de seguridad de Correos en el Centro de Tratamiento Automatizado (CTA) de Vallecas localizaron un sobre que tenía como destinatario la Dirección General de la Guardia Civil. La misiva llevaba cuatro proyectiles dentro. 

La escalada de violencia durante la campaña electoral comenzó a finales de la semana pasada, el jueves. El candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, recibieron sendas cartas con balas de Cetme en su interior. La Policía Nacional intenta encontrar al autor de los hechos, aunque la publicidad de los mismos no ayuda. En estos casos, el control de Correos no funcionó, al contrario que en esta ocasión en la que se han detectado las dos balas.

Condenas

El viernes, todos los candidatos a presidir Madrid, a excepción de Díaz Ayuso, acudieron a un debate organizado por la Cadena SER. Allí, Iglesias pidió a la moderadora, Àngels Barceló, que la candidata de Vox, Rocio Monasterio, se retractase de unas declaraciones vertidas anteriormente en Radio Nacional de España en las que mostraba sus dudas por las amenazas enviadas al líder 'morado'

Monasterio se negó a condenar directamente los hechos, e Iglesias se levantó de su asiento para salir del plató. El resto de cabezas de lista presentes no se marcharon, pero criticaron la actitud de Monasterio.

"De Pablo Iglesias me creo poco, cada vez que vemos algo que dice Pablo Iglesias lo ponemos en duda, nos ha engañado", espetó en RNE, a lo que añadió que "del Gobierno ya no nos creemos nada los españoles, nos han engañado desde el principio de la pandemia una y otra vez, engaño tras engaño, estamos cansados de que nos engañen sistemáticamente". A raíz de ahí la campaña dio un vuelco para todos.

Cambio de campaña

Los hechos propiciaron que el PSOE cambiase su estrategia para apelar a los ciudadanos que la llamada a las urnas no solo iban sobre "Madrid", sino también de "democracia".

El fin de semana avanzaba entre mitin y mitin, hasta que el lunes, por sorpresa, la portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, recibía una nota en mitad de una arenga a sus simpatizantes. "Me acaban de pasar en una nota que nuestra compañera Reyes Maroto, la que será la vicepresidenta del Gobierno de Ángel Gabilondo, ha recibido una navaja ensangrentada", dijo.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, hizo público el lunes que había recibido un paquete. El autor de este envío fue localizado por la Policía Nacional rápidamente ya que incluyó su nombre real y dirección en el remite del sobre.

Según ha trascendido, el individuo padece problemas mentales e incluso ha estado ingresado en un centro para su tratamiento. 

Fuentes de la Policía Local de El Escorial, su municipio de residencia, explican a EL ESPAÑOL que el hombre, de entre 40 y 50 años, es conocido por los agentes por sus contínuos enfrentamientos con sus vecinos por problemas de ruido y peleas.

"No les voy a dar el gusto"

Ahora es Ayuso la que ha recibido amenazas, balas mediante. En una entrevista concedida a Trece TV  en la noche de este mismo martes, declaraba que se había enterado "por la prensa justo antes de entrar en el estudio". "Creo que estas cosas hay que afrontarlas con serenidad y dándoles la importancia que tienen: ninguna. Buscan su minuto de gloria y no les voy a dar el gusto".

Durante los últimos días, la postura de Ayuso frente a las amanezas a la izquierda ha sido la de catalogarlas de "circo", aunque tras el debate sí que condenó los mensajes a Iglesias. Ahora los mensajes recibidos por la lideresa hacen girar al resto de candidatos.

Desde el arco de la izquierda, en la noche de este martes se condenaron rápidamente las amenazas a la presidenta de Madrid. El candidato socialista, Ángel Gabilondo, la líder de Más Madrid, Mónica García y el líder de Unidas Podemos repudiaron los acontecimientos en sus cuentas de Twitter. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se posicionaron en contra en sus perfiles sociales.

Hasta ahora, el arco político de la izquierda había adjudicado la autoría de las amenazas a la "ultraderecha" debido al nivel de crispación dialéctica que Vox desprende en sus mítines.

En este caso, Rocío Monasterio también condenó "todas las amenazas". Y añadió: "Una vez más, sigo esperando la condena por parte de la izquierda a las agresiones que sufrimos en Vox".

Aumento de la seguridad

El creciente aumento de la tensión y el voltaje de la campaña de las elecciones autonómicas ha propiciado que el Ministerio del Interior se haya replanteado los dispositivos que velan por la seguridad de cada uno de los candidatos, informa Brais Cedeira.

De ese modo, tal y como revelan diversas fuentes policiales a este periódico, la cartera de Grande-Marlaska ha decidido reforzar los servicios de protección de los primeros espadas de los principales partidos que comparecen a los comicios madrileños.

Esas mismas fuentes aseguran que será en torno a una veintena de agentes de la Policía Nacional los que a partir de esta misma semana ejercerán como escoltas de Isabel Díaz Ayuso, de Ángel Gabilondo, de Edmundo Bal, de Mónica García de Rocío Monasterio, y de Pablo Iglesias. 

Lo que se pretende es trasladar a la ciudadanía "la imagen de un refuerzo en la protección" para que nadie ose protagonizar trifulca alguna en los actos que faltan por llevarse a cabo a lo largo de la próxima semana. 

Cada uno de los candidatos contará con la protección de unos tres o cuatro agentes exclusivamente dedicados a su protección. Algunos, como Gabilondo, García, Monasterio y Bal no gozaban de esos servicios y comenzarán a ser custodiados a partir de ahora.

Otros como Díaz Ayuso o Pablo Iglesias ya contaban con efectivos que ejercían este control, pero a la hasta ahora presidenta y al líder de Unidas Podemos también se les reforzará su seguridad. A Ayuso, concretamente, con policías de la Unidad Adscrita a la Comunidad de Madrid.

Desde la Unidad Central de Protección de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana enviaron esta misma mañana un correo a sus unidades para advertir de esta nueva medida, de aumento de la 'escolta dinámica'.