La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que en estos dos últimos años al frente del Gobierno regional se ha sentido "presa del parlamento" y que, por ello, su deseo es gobernar en solitario tras las elecciones del 4 de mayo para no repetir esta situación. 

Noticias relacionadas

Si bien descarta hacerle un cordón sanitario a Vox como piden todas las formaciones de izquierdas, Ayuso ha defendido que su objetivo ser libre en la Puerta del Sol, apelando, una vez más, al concepto de libertad. "Madrid es tan grande que puedes cambiar de pareja y no te la encuentras nunca más. Y eso es libertad", ha dicho en una entrevista en Onda Cero. 

Por ello, la dirigente popular es partidaria de no desvelar con quién pactará en la Asamblea de Madrid porque, ante todo, quiere un Gobierno en libertad que no dependa de Vox o Ciudadanos. "Se puede ser una democracia plena y no ser libre", ha afirmado, remarcando que la libertad de Madrid está siendo amenazada por el Gobierno. 

Cambiar de novio y no verle

Ayuso, que ha centrado su campaña en el lema "Comunismo o libertad", sigue defendiendo el mantra de "vivir a la madrileña" porque en Madrid hay "una manera característica de vivir". Si bien ha reconocido que "aquí la vida es complicada, sacrificada y tiene dificultades", Madrid te permite "salir hasta altas horas de la noche", "ir un ratito al teatro" y tomar unas cervezas con amigos. 

También destaca como privilegio "poder cambiar de empresa o de pareja y no encontrarte nunca más a tu exjefe o tu exnovio" porque en esta ciudad "hay mucha densidad de población". "Esto no pasa en otras capitales de provincia como Ávila", ha dicho. 

La presidenta regional ha descrito la libertad como "la posibilidad de todos los ciudadanos de elegir qué tipo de vida quiere, elegir el modelo sanitario, el modelo educativo de tus hijos o el no tener que soportar un cierre masivo de negocios". Ante esto, alerta de que ese concepto de libertad "está amenazado" por el Gobierno de Pedro Sánchez.

En concreto, las amenazas que destaca Ayuso son algunas medidas de Pablo Iglesias para la Comunidad de Madrid, como "el fomento de la ocupación de pisos y la violencia que destroza escaparates de comercios", así como el temor de que "la hambruna, la pobreza y la inseguridad" que hay en países como Venezuela se traslade a Madrid. 

Pacto por la conciliación

Sobre el pacto por la conciliación que ha propuesto el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, a todos los candidatos, Ayuso cree que "sobra" porque es "evidente" que todos condenan la violencia. Considera que es "innecesario" plantear cuestiones que tienen como objetivo poner a otro "contra las cuerdas" para llevar "a según qué imágenes". "Es evidente que todos buscamos la concordia", ha resaltado.

En este punto, Ayuso ha defendido que ella pertenece a un partido que, como muchos "otros muchos", está de acuerdo con el pacto del 78 y que son "fieles garantes de la Constitución", pero que "hay otros que no lo están haciendo". "Hay otros que están atentando, como estamos viendo con Pablo Iglesias, contra el Rey de España, que alientan la violencia, que pactan con las personas que lo último que quieren es lo mejor para nuestro país, que son los que fomentan los escraches. Hay partidos que están fuera de toda lógica y otros que, desde luego, vivimos en convivencia, con normalidad", ha declarado.