El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha acusado a "la candidata Ayuso" de elegir "Rusia y Putín" ante "la disyuntiva 'Comunismo o Libertad'", en referencia al lema de campaña de la presidenta de la Comunidad.

Noticias relacionadas

Gabilondo reaccionaba de esta forma a la noticia de esta mañana de que la Comunidad de Madrid había intentado negociar la compra de la vacuna rusa contra la Covid-19, al margen del Ministerio de Sanidad y, según la propia Comunidad, "ante la inoperancia del Gobierno".

Tras conocerse la noticia, Ángel Gabilondo se pronunció sobre el tema en su cuenta de Twitter con un mensaje que anunciaba su rueda de prensa en Móstoles esta tarde. "Parece que en la disyuntiva "Comunismo o Libertad", la ‘candidata Ayuso’ opta por Rusia y Putin. ¿No va siendo hora de ponernos a gobernar en serio?", ha escrito el candidato.

Ya en rueda de prensa Gabilondo ha acusado a Ayuso, de querer "romper la estrategia de vacunación europea". El candidato socialista ha insistido en que la presidenta "no puede hacer eso" porque está trabajando bajo la estrategia de un país y de Europa. "No puede tomar esas medidas. Por su cuenta propone buscar unas vacunas cuando tiene aquí y rompe con toda la estrategia europea", ha lamentado.

A su juicio, con ello la presidenta se estaría "saliendo del marco" nacional y europeo, algo que le parece un "error" y le ha pedido que trabaje "sin aislarse". Además, le ha afeado a la candidata del PP que este puente haya dejado sin vacunar a 145.000 personas mayores de 80 años y dependientes "por tener los centros de salud cerrados".

"Hay vacunas para hacer las cosas bien y debería vacunarse en los centros de salud y no en grandes instalaciones que provocan grandes colas", ha lanzado.

Esta mañana se ha conocido que el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, se reunió el pasado 11 de febrero con representantes de la firma comercializadora de la vacuna rusa Sputnik V para sondear su posible compra. El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha justificado los hechos señalando que "es deber de la Consejería explorar todas las posibilidades".

La Consejería de Ruiz Escudero asegura que su intención fue "explorar el mercado internacional y tener todas las posibilidades abiertas en el futuro en la lucha contra la pandemia, siempre dentro del marco nacional de vacunación".

Cabe recordar que la vacuna rusa aún no está aprobada por la Agencia Europea de Medicamento, y aunque se espera que sí lo esté en los próximos meses, todavía no cuenta con el visto bueno de la autoridad.