La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha advertido este sábado de que los daños del temporal Filomena "pueden ascender a mucho más" cuando, tras el deshielo, se compruebe el estado de la maquinaria agrícola o cuando se evalúen las pérdidas económicas por la falta de actividad durante todos estos días.

Noticias relacionadas

Ayuso ha recalcado que las distintas Consejerías de su gabinete siguen evaluando los daños del temporal y ha cifrado en 56 los municipios que ya han solicitado ser declarados zona catastrófica, "de todo color político", ha indicado.

El Ayuntamiento de Madrid cifró el pasado jueves en 1.398 millones de euros los daños del temporal Filomena por los que pedirá la declaración de zona catastrófica en la ciudad. La cifra estaba calculada "en función de daños a la actividad económica y también daños a infraestructuras y bienes al Ayuntamiento" y es "estimativa".

"Desde el primer día no hemos dejado de trabajar para todos los municipios", ha afirmado la presidenta madrileña, que ha afirmado que de los 2.500 kilómetros de carreteras que dependen de la región, el 99% están abiertas, aunque sea necesario el uso de cadenas.

Respecto a la vuelta a las aulas, ha admitido que se ha "intentado todo" con la voluntad de abrir el próximo lunes, día 18, pero "ahora mismo hay colegios que necesitan mejoras en la accesibilidad". 

"Hemos encontrado 900 incidencias relacionadas con la nieve y caída de árboles, y 1.028 centros con problemas de acceso, que nos han pedido retrasar la vuelta. Lo más importante es la seguridad de alumnos y padres", ha insistido.

La presidenta ha pedido a los madrileños que, en la medida de lo posible, utilicen poco el vehículo, porque podrían suponer un obstáculo para vehículos de emergencias, repartidores y personas que suministran servicios esenciales.